Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

600 profesores piden que los estudios de Derecho queden fuera del Proceso de Bolonia

Más de 600 profesores han rubricado su adhesión a un manifiesto que pide que los estudios de Derecho queden fuera del proceso de Bolonia ya que suponen "una degradación de la formación del jurista". Los juristas se unen a los filósofos en el movimien

Publicado en Histórico Noticias
Foto de 600 profesores piden que los estudios de Derecho queden fuera del Proceso de Bolonia

 


Primero fueron los profesores de Filosofía los que levantaron su voz contra Bolonia, con facultades como la de Filosofía de la Universidad Complutense convertidas en abanderadas de la lucha contra el proceso. Pero ahora son los juristas los que también muestran su desacuerdo. El manifiesto ‘Saquemos los estudios de Derecho del proceso de Bolonia’ ha conseguido ya 600 firmas de profesores e importantes juristas como Eduardo García de Enterría, Aurelio Menéndez, Enrique Gimbernat, Francesc De Carreras o Manuel Atienza.


 


Los juristas ponen como ejemplo a Alemania, que ha declinado su participación en el proceso, y afirman que con las adhesiones al manifiesto pretenden, no discutir si el proceso de Bolonia tiene sentido o no, sino poner sobre la mesa si es sensato implantar una modificación contra el criterio de gran parte de la comunidad jurídica universitaria.


 


Según los firmantes, el proceso de Bolonia “puede suponer un paso atrás, seguramente irreversible, para los estudios de derecho de nuestro país, que determinará la degradación de las profesiones jurídicas y el empequeñecimiento de la aportación de los juristas a la estructuración de la sociedad española del siglo XXI”. Los profesores de Derecho también están convencidos de que Bolonia fomenta un perfil inferior de profesional como mero aplicador mecánico de normas vigentes y con una formación excesivamente técnica y enfocada al mercado laboral, “un jurista menor, liviano y acrítico frente al que sustenta su actividad profesional en una sólida formación general y básica”.


 


Otro paso a la degradación


 


Para este sector crítico, los planes de estudio de Derecho ya sufrieron un paso atrás con la reforma de 1953, que comprimió el plan en un ciclo más corto. Según afirman, “el resultado fue la bajada del primer escalón hacia la degradación de los estudios, y con Bolonia se va a continuar esa degradación”.


 


Además, los juristas destacan que “las facultades españolas que ya se están impartiendo estos estudios funcionan sin ruidos simplemente porque son más fáciles que los anteriores. Sin embargo, esto supondrá un perjuicio social irreparable para el futuro de la sociedad española, tanto por lo que atañe a su articulación interna como por lo que respecta a sus relaciones internacionales y globales. Sencillamente no tendremos juristas aptos para afrontar ese futuro”.


 


Según Andres Boix, profesor titular de Derecho Administrativo de la Universidad de Valencia, “estamos de acuerdo en que la universidad no puede vivir al margen de la sociedad y sus necesidades, pero no queremos juristas sin una formación amplia y crítica. Una formación rebajada y poco profunda acaba generando técnicos más sumisos, fáciles de manejar y menos provechosos socialmente”.


 


Uno de los objetivos de los profesores es difundir el manifiesto por todas las Facultades, para dar la oportunidad a todo el mundo de conocerlo y suscribirlo en caso de estar de acuerdo.


 


 


*  *  *  *


 


 


 


Más información:


 


Manifiesto


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


Cambian los perfiles de los nuevos profesionales del Derecho


 


España avanza en la implantación del EEES, según el informe de seguimiento de Bolonia


 


Claves para entender mejor el Espacio Europeo de Educación Superior


 


Estudiantes de toda España plantan cara al Plan Bolonia


 


¿Dudas? Encuentra respuesta a las preguntas más frecuentes sobre los Títulos de Grado


 


Más noticias de Educación, Formación y Empleo publicadas en a+


 .