Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

109 muertos menos no quita que necesitemos más formación

El hecho de que hayan disminuido las muertes por accidentes laborales hace albergar ciertas esperanzas para este año 2002. De todos modos, otras cifras mucho más negativas indican que los esfuerzos de las empresas y autoridades en cuanto a la formaci

Publicado en Histórico Noticias
Foto de 109 muertos menos no quita que necesitemos más formación

FGW / Redacción Aprendemas.com, 26/3/2002.


Varios son los factores que hicieron que España el año pasado fuera el país de Europa con mayor siniestralidad laboral. Según unos la falta de aplicación estricta de la legislación actual hicieron que muchas empresas, especialmente aquellas en sectores con mayor riesgo de siniestralidad, relajaran sus medidas de prevención, al mismo tiempo que se contratan cada vez más empleados temporales con una pésima o nula en formación sobretodo en lo que respecta a seguridad en el trabajo. Otros se defendían argumentando que gran parte de ello viene provocado por el incremento en la actividad productiva que hace que tengamos muchas más personas trabajando y así expuestos de alguna manera a algún riesgo laboral.


En 2001 se produjeron en el conjunto de España 958.493 accidentes con baja de los que 945.480 fueron leves y 11.998 fueron graves. Un mal dato si tenemos además en cuenta que estas cifras revelan un incremento con respecto al año 2000, 2,48%, 2,46% y 5,57% de alza respectivamente. Sin duda, a este respecto la mejor noticia ha sido que los accidentes mortales en cifras absolutas han descendido desde 1.130 fallecidos de 2000 hasta los 1.021 en 2001, es, en definitiva, la primera reducción en seis años según los datos aportados por CCOO basados en estudios de Eurostat. (No se cuentan los accidentes en desplazamientos hasta el puesto de trabajo que también descendieron).


Sea como sea, hay comunidades que han hecho importantes logros en este aspecto como son las comunidades de Murcia, Ceuta y Aragón con bajadas en accidentes mortales del 9,7%, 3,3% y 3% respectivamente. Por el lado negativo están Galicia y sobretodo Madrid que, no sin las durísimas críticas por parte de sindicatos y oposición, alcanza un preocupante 7%. Pero, más allá, en ningún lugar de España se puede cantar victoria pues, todavía, 1 de cada 5 accidentes laborales ocurridos en Europa, sean estos graves o no, son en España que hace que por otra parte con 8,78 muertos por cada 100.000 ocupados casi dupliquemos el índice europeo, (5 muertos por cada 100.000).


Con estas cifras indiscutibles no es extraño que todavía muchos pidan medidas drásticas para solucionar problemas tan graves. Especialmente piden los sindicatos a las autoridades responsables que impongan como se merece un severo castigo a aquellas empresas, especialmente las de mayor riesgo, que incurran en algún tipo de negligencia que ponga en peligro, o mate, a sus empleados. Asimismo, piden que estas empresas cumplan con sus obligaciones en cuanto a la contratación de responsables y expertos en prevención de riesgos laborales, de obreros y personal mínimamente cualificados , así como, a la formación de sus empleados en materia de seguridad en el trabajo y aplicación de todas las medidas de seguridad.


En este sentido, es especialmente preocupante para los sindicatos el sector de la construcción, el cual, (mientras los sectores industrial y agrícola han descendido en sus índices de siniestralidad), ha experimentado en localidades puntuales, como es en Marbella y en la provincia de Málaga de gran actividad en construcción, incrementos desmesurados en los accidentes laborales. Y es que las nuevas circunstancias del sector, ahora nutrido por inmigrantes con contratos temporales y que en su mayoría no hablan español, hacen necesario que las autoridades locales y regionales promuevan eficaces planes educativos en prevención.


La FORCEM a nivel nacional, el CEIM en el ámbito de la Comunidad de Madrid y especialmente los sindicatos ya dieron especial relevancia dentro de los planes formativos intersectoriales a los cursos en prevención y a la cualificación de expertos. Este año el esfuerzo presupuestario en formación y prevención ha de ser mayor para el alcance también llegue a todas las personas más expuestas a peligros en su trabajo. Dados los problemas sufridos en la Comunidad de Madrid, su Consejero de Trabajo, Luis Peral, ha anunciado que duplicará el próximo año el presupuesto del Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo, esperando incrementar así también el número técnicos en prevención de riesgos laborales. Esta comunidad anunció, además, que este año rehusará a contratar para obras públicas a empresas con un alto índice de accidentes, desde luego, esto ya suena más improbable.



Contenidos en Aprendemas.com relacionados:


PRL, una asignatura pendiente