Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Todos los errores que sigues cometiendo en tu CV (y no deberías)

El currículum vitae sigue siendo una herramienta clave para acceder a un puesto de trabajo. Sin embargo, todavía son muchas las personas que cometen errores graves en su elaboración, pero que son sencillos de solucionar.

Publicado en Empleo
Foto de Todos los errores que sigues cometiendo en tu CV (y no deberías)
Por más que tengamos presencia en plataformas online o redes profesionales entre otros canales de empleo, el currículo sigue siendo imprescindible para acceder a un puesto de trabajo, ya sea en su formato físico o virtual. Y es que es nuestra carta de presentación y donde se debe detallar toda la valía profesional y talento que se tiene con el fin de llamar la atención del reclutador o futuro empleador.

>>Te puede interesar: Curso de Psicotécnicos y entrevista personal de selección

 
El CV debe captar la atención en 6 segundos

De ahí que haya que realizarlo correctamente porque se calcula que, si el currículo no capta la atención de la persona en seis segundos, no hay nada que hacer como candidato a esa vacante.

Pero no solo por eso se debe hacer bien el currículo, sino también porque el mundo laboral cambia, siendo necesario reflejar el talento, las habilidades y capacidades de cada uno y no solo indicar un historial de formación y de experiencia.

>>Curso con salidas: Postgrado de Dirección de personas y desarrollo organizativo. Online. 500 horas

Es algo que no suele ser fácil, pero tampoco complicado si se siguen una serie de pautas y de consejos con los que se evitan errores graves, que pueden dificultar el objetivo de acceder a ese empleo. Pero, ¿cuáles son esos errores? Estos son los principales:

Datos de contacto: muchas personas tienden a sobrecargar este apartado, pero en realidad es suficiente con incluir aquel medio o canal a través del que seguro que se va a responder como, por ejemplo, un móvil. Lo demás, de nada sirve si no se va a estar atento.

Sin adaptar: el currículo siempre tiene que adaptarse a cada oferta de empleo, siendo además conveniente tener preparados diferentes currículos para los diversos roles que se pueden ocupar dentro de una empresa de acuerdo con la formación, experiencia y habilidades que se tengan.

Talento: en el currículo, no hay que quedarse anclado en todo lo hecho en el pasado, sino que es fundamental incidir en las capacidades, adaptación al cambio y asunción de nuevos retos, aparte de mostrarse flexible y ágil. Igualmente, hay que poner en valor la capacidad de trabajar en equipo.

Creatividad: muchas veces se tiende a hacer un currículo excesivamente formal. Sin embargo, es bueno ser creativo para mostrar otra parte de la personalidad y también el talento. No obstante, hay que ser creativo, pero cuidando la estética, que es otra de las claves para llamar la atención de forma positiva del reclutador o empresa.

Diferenciación: un currículo que no permita diferenciar a un candidato de otro es un error. Siempre hay que destacar las diferencias y los valores, el talento o la titulación única que se tenga. Esto pasa por potenciar a su vez las habilidades y aptitudes.

Huella digital: ante un mundo cada vez más conectado, es importante no olvidarse de la huella digital porque muchas empresas y reclutadores tienden a revisar las redes sociales profesionales o simplemente hacen una búsqueda por Internet para ver el rastro que tiene el candidato. Por lo tanto, hay que tener cuidado porque, si la huella digital no es muy favorable, no es bueno dar muchas pistas para que el reclutador se haga una idea distorsionada.

Extensión: el currículo no tiene que ser excesivamente largo y tampoco hay que obsesionarse con su extensión. Lo importante es respetar el máximo de dos páginas –mejor si es una-, teniendo en cuenta que no se deben incluir datos innecesarios ni que no aporten a esa empresa ni en el proceso de selección.

Camuflar la realidad: otro error grave en el currículo es mentir o exagerar la verdad. Las dos cosas perjudican enormemente en un proceso de selección. Es algo que nunca pasa desapercibido al reclutador porque cada vez es más fácil poder comprobar todos los datos que se indican a través de diferentes herramientas, que son habituales en los departamentos de Recursos Humanos.

>>Te puede interesar: Máster en Orientación Laboral. Online. 1.500 horas. Más información en este formulario:


Lectura recomendada: Los cinco tipos de CV imprescindibles para encontrar empleo