Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Los cinco tipos de CV imprescindibles para encontrar empleo

El currículo puede realizarse de diferentes maneras. De hecho, hay diversas formas de presentarlo y de redactarlo, aunque cinco tipos son los más utilizados y los decisivos de cara al mercado laboral y académico.

Publicado en Empleo
Foto de Los cinco tipos de CV imprescindibles para encontrar empleo
¿Buscando trabajo, becas o prácticas? Necesitas un buen Curriculum Vitae. Este documento, ya sea en papel o formato electrónico, es la tarjeta de presentación profesional ante un reclutador, quien se hará una idea inicial del candidato en función de su contenido.

Por este motivo, es muy importante realizar una estructura correcta, elegir bien la información que se incluye y, sobre todo, adaptarlo al puesto al que se va a optar. Y es que no es lo mismo un currículo para España que para la Unión Europea ni el de una persona que acaba de terminar sus estudios que el de un profesional con 20 años de experiencia.

>>Te puede interesar: Curso de Contratación Laboral Online

En realidad, hay muchos tipos de currículo, aunque fundamentalmente son cinco los que se emplean con más frecuencia: cronológico, por funciones, por proyectos, creativo y europeo, como detalla el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal). Todos ellos tienen unas características específicas que conviene saber para prepararlo bien y seguir abriendo puertas con éxito dentro del proceso de selección.

El Currículo Cronológico es el más común y el más utilizado de todos. En su elaboración se debe tener en cuenta que la información se pone en orden cronológico, que puede ser inverso o directo en función de si se opta por indicar en primer lugar lo más antiguo o lo más reciente.

En este currículo, la estructura es muy clara, ya que se deben incluir una serie de apartados, que se corresponden con los datos personales, la formación, la experiencia profesional, los idiomas, informática y otros datos de interés para indicar aficiones, méritos, publicaciones o premios, entre otros.

Este tipo de currículo está especialmente recomendado para quienes tienen una trayectoria profesional dilatada y bastante estable en el tiempo porque así se nuestra la progresión y evolución profesional. Sin embargo, no es aconsejable en aquellas personas que siempre han estado en la misma empresa, buscan su primer empleo o no hay relación entre la trayectoria profesional con el puesto al que se opta.


>>Te recomendamos: Curso de Traducción de Contratos Online


El Currículo por Funciones es bastante diferente al anterior. En este caso, lo importante es contar las funciones que se han desempeñado a lo largo de la vida laboral como, por ejemplo, las de gerencia o comercial, entre otras. Este currículum está más indicado para presentarlo en las ofertas de trabajo que priman conocer las funciones y capacidades, aparte de ser un modelo idóneo para no tener que repetir las mismas funcionalidades una y otra vez a lo largo de todo el currículo. También es útil para resaltar las capacidades adquiridas en un campo determinado y para evitar que se conozcan períodos de inactividad o desempleo. El mayor inconveniente es que no se destaca el nombre de las empresas en las que se ha trabajado.



En el Currículo por Proyectos, la información que se prioriza es, precisamente, la de los proyectos en los que se ha trabajado. De esta manera, hay que incluir su descripción y las competencias que se han adquirido a través de los mismos. Su estructura es más sencilla, puesto que consta de menos apartados: datos personales, la explicación de los proyectos, la formación y otros datos de interés para indicar idiomas, informática o habilidades. Este modelo es adecuado cuando la oferta de empleo es para realizar un proyecto concreto y en aquellos casos en los que los resultados que se obtuvieron en anteriores experiencias fueron positivos e, incluso, se puede calificar de “éxito”.



El Currículo Creativo difiere bastante de cualquier otro modelo de currículum. Es una alternativa que está especialmente indicada para aquellas personas que desarrollan su actividad en profesiones creativas o en el mundo del diseño. Su estructura igualmente es distinta porque es como una secuencia o book en el que se incorporan fotos, vídeos, sonido o contenidos multimedia. No obstante, todo lo que se muestre tiene que ser de calidad porque el reclutador va a valorar lo que vea.



El Currículo Europeo normalmente es el que se emplea para buscar trabajo en países de la Unión Europea, aunque también es posible entregarlo en compañías en España, sobre todo, si son multinacionales, y para participar en programas educativos y formativos en los diferentes estados miembro. En realidad, no es tan difícil de hacer porque se sigue una plantilla que está normalizada y aceptada en toda la Unión Europea. Además, su contenido es bastante parecido al currículum cronológico.


>>Apúntate: Curso de Inglés Business en Madrid