Jardinero de Minecraft y jugador de e-sports, nuevos empleos en el horizonte de España 2050

España 2050 avista un nuevo entorno de trabajo con profesiones emergentes vinculadas a mundos digitales y videojuegos. [Foto: Minecraft en el colegio – Kevin Jarrett].

Tecnología, digitalización, robotización… son algunos de los términos que últimamente no paran de mencionarse a la hora de hablar del mercado de trabajo y, en concreto, de la generación de empleo. Parece asumido que estos avances conllevarán la destrucción de determinados puestos de trabajo, aunque se crearán otros que hasta ahora son impensables (algunos de ellos ya son una realidad).

La Estrategia España 2050 presentada por el Gobierno asume esta probable destrucción de empleo, pero también recoge aquellos perfiles nuevos y que van a ser demandados en el horizonte de ese año.

Entre estas profesionales está, por ejemplo, la de de jardinero de Minecraft (ver página 302 del documento) de la que ya se han publicado algunas ofertas de empleo en el Reino Unido con un salario de 60 euros la hora. Un puesto para el que, en esta ocasión, se demandaban capacidades estéticas para exteriores. Las funciones a desarrollar se centraban en la asesoría a los jugadores de Mojang para mejorar sus jardines digitales.

Otra de las profesiones que llaman la atención es la de entrenador de avatares. Se trata de jugadores dispuestos a protagonizar el fenómeno llamado boosting, que consiste en pagar para que jueguen por una persona y mejoren sus clasificaciones o habilidades. Y otro de los perfiles son los profesionales de los e-sports, aunque estos ya son una realidad desde hace algunos años.

Otras profesiones más habituales que tendrán una gran demanda es el personal sanitario, principalmente especializado en cuidado de mayores, así como aquellos perfiles de psicología y orientación.

También estarán en auge los científicos e ingenieros especializados en áreas como las energías renovables, reciclaje, gestión del agua, rehabilitación de edificios o alimentación sostenible. A todos ellos se suman los perfiles vinculados con la formación de la cultura, especialmente para adultos, así como con la movilidad y los derechos digitales.

Las nuevas profesiones y los cambios en la demanda de perfiles no serán las únicas modificaciones que se producirán en el mercado laboral en el que el trabajo por cuenta ajena será cada vez menor en detrimento de un aumento de autónomos, freelancers o trabajadores on-demand.

Tendencia de las empresas a contratar más por tareas

De este modo, en España se irá avanzando hacia un modelo en el que las empresas contratarán más por tareas y en el que las remuneraciones se estipularán en relación a los resultados obtenidos en lugar de por las horas de trabajo.

Pero ojo con la precarización, los salarios menores y la poca estabilidad laboral en este nuevo entorno de trabajo. Una situación que podría venir acompañada además de menor protección laboral y jornadas de trabajo más largas y con menor nivel de satisfacción.

Asimismo, también se prevé que sea necesario erradicar la cultura de la temporalidad y revisar las políticas activas de empleo y la negociación colectiva, así como la regulación laboral. En este último punto, el informe de la estrategia recoge la necesidad de la flexibilidad interna y de su mejora con el fin de que se realicen modificaciones salariales y de horas trabajadas –pueden ser tanto al alza como a la baja-, según la coyuntura económica para evitar que las empresas recurran a la contratación temporal para hacer ajustes.