Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

España necesitará más de 900 controladores aéreos de aquí a 2025

La profesión de controlador aéreo ofrece buenas perspectivas de empleo ante el aumento de la demanda tanto para trabajar en el sector público como en el privado.

Publicado en Empleo
Foto de España necesitará más de 900 controladores aéreos de aquí a 2025
El aumento del tráfico en los aeropuertos españoles con la entrada de más operadores en el espacio aéreo y la mayor disponibilidad de vuelos, así como la tasa de reposición para cubrir las bajas causadas por jubilación, son factores que están contribuyendo a impulsar la demanda de controladores aéreos en España.

Y es que se estima que se precisarán incorporar alrededor de 900 controladores aéreos hasta el año 2025 para trabajar en torres y centros de control tanto en el sector público a través de Enaire como en el privado de la mano de proveedores de estos servicios como Saerco o FerroNATS.

De hecho, recientemente Enaire anunciaba una convocatoria de 131 plazas de controlador aéreo, con plazo abierto hasta el 23 de noviembre.

Son vacantes para las que se precisa tener una formación muy específica y cumplir una serie de requisitos como ser mayor de edad y tener un nivel de inglés B2 como mínimo. Aparte, también se debe superar el proceso de selección.

Curso de Controlador aéreo


En primer lugar, se tiene que cursar la formación específica a través de programas formativos como el Curso de Controlador Aéreo en Madrid  que imparte SkyWAY (escuela de formación de FerroNATS), que se imparte bajo la modalidad presencial y que cuenta con bolsa de trabajo en 13 torres de control propias en Valencia, Sevilla, Madrid-Cuatro Vientos, Córdoba, Murcia o Alicante-Elche, entre otras.
Incluye bolsa de trabajo en 13 torres de control

El curso ofrece todo lo que se precisa para ejercer esta profesión, combinando la parte teórica con la práctica. Dentro del contenido del temario, se abordan temas como la gestión del tránsito aéreo, la navegación, las aeronaves, equipos y sistemas, derecho de aviación, aeródromos o las situaciones especiales o de emergencia, entre otros.

Además, la formación incluye parte práctica, que es denominada habilitación y que se lleva a cabo durante unos tres meses dentro de un escenario simulado según la especialización de aeródromo, aproximación o ruta.

En esta fase se van realizando diferentes ejercicios de simulación en los que va aumentando la complejidad, aparte de tener que hacer frente ya a situaciones de emergencia, fallos de comunicaciones o condiciones meteorológicas adversas, entre otros casos inusuales.

Durante el proceso, es necesario además ir superando exámenes y evaluaciones periódicas para medir el progreso que realiza cada futuro controlador aéreo.

Todo el proceso formativo dura aproximadamente entre cinco o seis meses y, tras haberlo superado exitosamente, se está en posesión de la licencia de alumno controlador de aeródromo, que es expedida por AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea).

Ver aquí más información de Cómo formarte para ser Controlador Aéreo