Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

¿Es buena o mala idea recomendar a un amigo para un trabajo?

Si piensas recomendar a un amigo en la empresa en la que trabajas es importante que tomes en cuenta varios puntos.

Publicado en Empleo
Foto de ¿Es buena o mala idea recomendar a un amigo para un trabajo?
Seguramente hemos estado pensando por días si debemos o no recomendar a un amigo, no es una decisión que deba de llevarse a la ligera aunque lleves mucho de conocerlo, no es como si lo presentáramos a nuestro grupo de amigos.

¿Y si no trabaja bien? ¿Y si hace algo que no debe? ¿Y si falta mucho? ¿Si llega tarde? ¿Si no le toma interés? Estas y más preguntas te surgen en esos momentos ya que puede pasar de todo, desde que haga un trabajo increíble y sea comprometido con el trabajo hasta que pueda dañar tu relación laboral y te haga quedar mal a ti.

>> Te recomendamos: Diplomado Administración de Recursos Humanos en Campus Dinamarca en Colonia Juárez


Es por eso que se deben de tomar en cuenta algunos puntos antes de tomar la decisión de recomendarlo:

Es muy importante que te asegures que este amigo cumple con el perfil solicitado, para ello debes comparar su experiencia con las expectativas que requiere el empleo, ¡ojo!, no pienses solo en la amistad.

¿Tu amigo es completamente profesional? Es de los puntos más importantes que debes de considerar. Así que realiza un análisis y checa sus actitudes y aptitudes, si son buenos amigos de años ya debes de saber si es puntual y responsable.

Piensa, ¿es tu amigo o simplemente un conocido?, toma en cuenta si realmente lo conoces bien o no; así como en los pros y contras de recomendarlo ya que a la larga puede afectarte en tu trabajo, incluso en tu amistad.

¿Realmente encajará con la empresa? No podemos recomendar a alguien que en lo absoluto encajaría con la empresa. Por ejemplo: Si tu amigo es de las personas que le gusta buscar muchos problemas por cualquier razón y en cambio en tu trabajo todos se llevan muy bien no puedes arriesgarte a que logre obtener problemas e intente perjudicarte con el resto de tus compañeros, y seguro quedas mal.

Ya que hayas tomando en cuenta todos los aspectos importantes, y tienes la seguridad y confianza de que no te hará quedar mal, puedes recomendarlo sin dejar de lado que solo lo debes hacer cuando haya una vacante o cuando tu propio jefe solicite tu ayuda.

En caso de haber trabajado con tu amiga o amigo puedes redactar una carta de recomendación en donde menciones todas las capacidades que tiene así como de las ventajas que tendría para ese puesto, igual y eso puede ser de mucha ayuda para él.




Diplomado Administración Estratégica de Recursos Humanos

Impartido por el tecnológico de Monterrey.




Combinar la amistad con el trabajo por ocasiones no llega a ser una muy buena idea y puede tener mucho más riesgos de lo que llegamos a imaginar. ¿Han escuchado aquella frase de “Nunca terminas de conocer a una persona”? En estas situaciones puede encajar muy bien, pues aunque lleven muchos años de conocerse la mayor parte podría ser solo en lo social.

Si ya lo recomendaste y está en el proceso de selección, debes dejarle muy claro que la decisión no depende de ti, de este modo evitaras problemas.

Aquí la recomendación más importante es que nunca te dejes llevar solo por los sentimientos, tomar en cuenta otros aspectos para que no lo afecten a él, y mucho menos a ti.

NOTICIAS RELACIONADAS:

¿Qué debes hacer a la hora de pedir un aumento de salario?

¿Tu apariencia física puede dejarte sin empleo?