Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

¿Entrevista de trabajo a la vista? Pautas de actuación ante la COVID-19

La pandemia no solo ha acelerado la implementación del teletrabajo. También ha introducido otros cambios en el ámbito laboral que han llegado a los procesos de selección y, en concreto, a las preguntas y formas de proceder.

Publicado en Empleo
Foto de ¿Entrevista de trabajo a la vista? Pautas de actuación ante la COVID-19
La COVID-19 va a suponer un antes y un después en el mundo laboral por la forma de trabajar y de relacionarse no solo con clientes o proveedores, sino entre los propios compañeros de trabajo. Es la “nueva normalidad” que impera a su vez en las entrevistas de trabajo y en los procesos de selección en los que también han cambiado las reglas del juego. 

La introducción de medidas como el uso de la mascarilla y el mantenimiento de la distancia social son algunas normas que afectan de forma directa en una entrevista laboral entre el reclutador y el candidato. No son los únicos. Son situaciones que, además, generan muchas dudas sobre cómo se debe actuar y si es obligatorio seguir o no las mismas normas que se han recomendado en la esfera social y laboral para evitar la expansión de la pandemia. 

En la fase de confinamiento, muchos procesos de selección se han hecho a través de plataformas y herramientas de videollamada. Esto se está manteniendo en algunas empresas, pero también poco a poco se está volviendo a entrevistas presenciales, sobre todo, cuando el candidato ha superado las primeras fases del proceso de selección. 

En este contacto físico surgen dudas, sobre todo, en torno a la mascarilla. En general, es obligatoria en espacios abiertos y cerrados donde no se puede mantener la distancia social, aunque no siempre tiene que ser así. Lo más adecuado es que la empresa facilite un protocolo de seguridad y, en caso de que no lo haga, es mejor preguntar para no saltarse ninguna pauta y solventar todas las dudas que se surjan al respecto. 

>>Te recomendamos: Máster Dirección y Gestión de Recursos Humanos (Máster por la universidad Nebrija). Más info a través del formulario:

Máster Dirección y Gestión de Recursos Humanos (Máster por la universidad Nebrija)

¿Pueden preguntar si has pasado la Covid-19?


Con la pandemia, también han llegado otros cambios a las entrevistas de trabajo y, en concreto, a las preguntas. Una de las principales dudas que surgen en este ámbito es si se puede preguntar o no si se ha estado afectado por la COVID-19 y por una posible inmunidad.

En estos casos, el candidato no tiene por qué responder, ya que es ilegal que pregunten por la superación de la enfermedad o por si se es o no inmune. Tampoco es legal incluir la inmunidad como un requisito para ser contratado. Esto está amparado en la Constitución Española y en el artículo 17 del Estatuto de los Trabajadores e, incluso, podría denunciarse ante la Inspección de Trabajo.

Y, ¿cómo responder? Por ejemplo, entre los argumentos a esgrimir figuran frases como decir que haber o no estado infectado es irrelevante para el empleo, siendo un asunto que pertenece a la esfera privada de la vida.

>>Máster con salidas: Máster en Dirección de personas y desarrollo organizativo (ESIC)

A prueba tu flexibilidad y capacidad de teletrabajo


Sin embargo, ahora, sí puede ser un entorno más proclive para que se pregunten sobre las capacidades para trabajar online, el teletrabajo, flexibilidad, conocimiento de determinadas herramientas o plataformas para videollamadas o realizar la actividad profesional a distancia…

Y, además de todo esto, no hay que olvidarse de otras pautas. Algunas no han cambiado con la COVID-19: la primera impresión es fundamental para acceder a un puesto de trabajo. Y esto pasa también por elegir bien la ropa que se va a llevar a la entrevista de trabajo. 

Una vez en la entrevista, se debe tener cuidado con el lenguaje corporal. Errores graves son mirar al suelo o darle la espalda al entrevistador para cerrar la puerta. Además, es conveniente esperar a que el reclutador de la mano para estrecharla. Si el candidato se anticipa, se puede entender como un gesto de prepotencia. 

También es importante mirar a la persona a los ojos o al triángulo que forman los ojos y la frente. Y, por supuesto, cuidado con lo que se cuenta sobre uno mismo y la imagen que se proyecta en las redes sociales porque hay cosas que la COVID-19 no ha cambiado.

 

Noticia relacionada: Envidia en el trabajo: cómo actuar para no ser el blanco del resto de compañeros