Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Cómo aprender a cobrar trabajos independientes

Conoce cuánto y cómo debes cobrar por tu trabajo y los requisitos que necesitas para facturar a un cliente.

Publicado en Empleo
Foto de Cómo aprender a cobrar trabajos independientes
En nuestro país lamentablemente no existen estándares o medidas exactas en ninguna industria, que permitan a los freelancer y trabajadores independientes presupuestar su trabajo. De hecho podíamos decir que es un ¡desastre!, ya que hay miles de chicos dispuestos a cobrar siempre menos, por lo que los clientes regatean hasta que el proveedor llora, los pagos se tardan en llegar meses, y para colmo, en México el ‘dar trabajo’ muchas veces es visto como 'hacer un favor'.

Busca tu maestría en diferentes áreas

Ver todos los cursos profesionales 

"El problema principal es que con el fin de obtener un trabajo los chicos presupuestan un precio bajo, lo que resulta perjudicial para sí mismos y la industria a la que pertenecen. Los chicos deben aprender a valorar su trabajo y por ello cobrar un precio justo", comentó en entrevista la Psicóloga Guillermina Nava, Directora del Instituto Mexicano de Orientación Vocacional y Profesional A. C.

Entonces ¿cómo saber cuánto cobrar? Evidentemente, mucho depende en qué altura de tu vida laboral te encuentras, ya que no cobrará lo mismo alguien que es arquitecto y lleva 15 años en el negocio que un chavo recién egresado que arregla computadoras. Así como el área y la experiencia ya que determinan en gran parte la cantidad a cobrar. Lo mismo sucede con la especialización, no es lo mismo estudiar 14 años como médico con todo y prácticas y especialidad que ser paramédico, ¡ojo!, esto no quiere decir que porque seas un recién egresado debes 'malbaratar' tu trabajo.

Ver estudios para trabajar como comunicador 

Es importante que investigues los precios que se encuentran ya en el mercado de acuerdo al área y tipo de trabajo que desempeñas, ya sea preguntando a otros, buscando en internet, cotizar a otros, preguntar a colegas, o bien puedes unirte a algunos grupos especializados en tu área que se encuentran en  las redes sociales.

"Las redes sociales hoy en día son un gran apoyo para los que laboran de manera independiente, ya que existen grupos en los que la finalidad es uniformar sus costos", comentó Nava.

Para sacar un presupuesto final considera también los años que llevas realizando esa actividad en general, dificultad de esta, cantidad de oferta que hay (no es lo mismo que haya muchas personas que brinden el mismo trabajo a que sean unas cuantas), el equipo que ocuparás, si cuentas con él o debes rentarlo; el material que comprarás a proveedores externos, el tiempo que te tomará, el pago de luz (considerando el tiempo), si necesitas de otra persona; además del tipo de trabajo que te están solicitando, no es lo mismo hacer una página web de una fundación sin fines de lucro con pura información, que hacer la página de Ralph Lauren.

El trabajo mismo te irá dando pautas, no tienes que regalar tu trabajo, pero tampoco debes  ponerte ‘divo (a)’ y cobrar carísimo, por ello lo ideal es que hagas un listado del tipo de trabajo que estas ofertando, así será más sencillo.

Para poner tu propio precio toma en cuenta varios puntos:

- Autoestima. Uno debe saber lo que vale y hacerse valer por el resto.

- Ética. Mientras mejor sea tu ética en el trabajo mejor te irá y más te cotizarás. Se honesto, se derecho, acepta cuando te equivocas, cumple con tus fechas de entrega, se puntual y trata bien a tu cliente.

-Servicio. Mientras mejor servicio des, mejor podrás cobrar; las ‘divos (as)‘ pueden ser muy buenas en lo que hacen, pero su futuro en la industria (la que sea) no es prometedor.

- El trabajo no es un favor. Estamos acostumbrados a "sentirnos mal" por cobrar. El pago es lo justo por lo que el cliente nos pidió, ya que es un intercambio, no un favor.

Otro factor como trabajador independiente no puedes dejar a un lado la facturación por tus trabajos, dado que todo cliente quiere saber a detalle qué es lo que se les está cobrando. Te dejamos algunos pasos a seguir para emitir comprobantes fiscales:

Régimen

Lo primero es conocer el régimen en que debes inscribirte según las actividades que realizas, para disponer de esta información puedes consultar con un contador o en el Servicio de Administración Tributaria (SAT): www.sat.gob.mx.

En este caso debes averiguar qué papeles necesitas para tramitar el Registro Federal de Contribuyentes (RFC), la Clave de Identificación Electrónica Confidencial, la Fiel y tu código bidimensional; así que puedes solicitar una cita en las oficinas del SAT, en la que serás informado sobre los impuestos a pagar, las deducciones a las que tienes derecho, entre otros datos.

Una vez dispongas de tus claves es tiempo de solicitar la asignación de folios, proceso que implica que el SAT te asignará una secuencia numérica que identifique tus recibos.

También te puede interesar:
Cursos de facturación
Cursos de administración y empresa