Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

¿Beneficias o echas por la borda tu futuro profesional?

Conoce las decisiones que pueden perjudicar tu vida profesional.

Publicado en Empleo
Foto de ¿Beneficias o echas por la borda tu futuro profesional?
En el mundo laboral tomar decisiones es algo constante y de suma importancia. Como seguramente has leído, en Aprendemas hemos abordado puntos que favorecen tu inclusión laboral de forma académica; sin embargo, en la praxis, hay decisiones simples que pueden beneficiar o bien echar por la borda tu futuro laboral. A continuación hablaremos sobre decisiones simples que pueden dañar tu vida profesional.

Helios Herrera, fundador y Director General de HH Consultores S.C. empresa que brinda apoyo en desarrollo humano, asegura que las personas, en su constante toma de decisiones, están expensas a elegir eventos que son poco favorecedores para su futuro profesional, lo cual puede ser algo que impacte en el momento, o bien en un futuro próximo.

Bien es cierto que todos queremos ganar más dinero, y muchas veces pensamos que el fin justifica los medios, así que por esta razón, decidimos hacer un listado de decisiones simples a las cuales te puedes enfrentar y pondremos en perspectiva sus implicaciones en un futuro; de esta forma sabrás cómo reaccionar en caso de tener frente a ti un evento que te parezca muy atractivo o bien, inofensivo.

Comenzaremos el listado con un punto simple y muy común:

- Mentir y fingir ser quien no eres:

Perder tu postura y perder tu opinión por dar gusto a tu jefe,  compañeros, o clientes hace que tu presencia pierda su valor. Muchas veces encontramos a personas que por tratar de incluirse, de ser aceptadas, lograr un ascenso, o una mejor posición en el corporativo, mienten  y fingen ser algo que no son.  En caso de caer en este error, lo inmediato es evidenciar las poses y quedar mal.  En este punto, lejos de avanzar, hay retroceso en cuanto a credibilidad, uno de los valores más significativos de cualquier persona. No hay nada mejor que ser auténtico.

- No tomes decisiones basadas en el dinero:

El dinero siempre es tentador, sin embargo el dinero comúnmente es una consecuencia. A continuación hablaremos de dos situaciones muy frecuentes:

- Dirigir una elección de estudios o profesional por un futuro prometedor a nivel económico sin pensar en su verdadera pasión o vocación.

- Aceptar cambios laborales sin previo convencimiento sólo por un aumento de sueldo. (Aquí hablamos de responsabilidades extra, trabajos,  o movilidad).

Si no estás feliz, haciendo lo que quieres, lo más seguro es que no des resultados y  a la larga, te darás cuenta de tus malas elecciones.

Hoy en día hay muy pocas personas que ganan el dinero deseado odiando lo que hacen.  Por lo regular los perfiles laborales de las personas exitosas tienen un común denominador: aman lo que hacen. Busca tu pasión y persigue tus sueños. El dinero vendrá por añadidura. No seas de los que trabajan por el dinero más que por una pasión o satisfacción.

- No pienses que puedes cambiar cosas relacionadas a tu trabajo que no puedas cambiar. Esto provoca a la larga: frustración, desgaste y falta de rendimiento.

- Conformarte. “Más vale pan duro pero seguro”

No te conformes con la sobrevivencia, o bien sufrir con un trabajo que no deseas ni disfrutas. Siempre hay opciones para salir adelante y obtener buenas retribuciones que te satisfagan. Aquí debes saber que “las opciones no existen, hay que ir a construirlas”.

Hoy pregúntate: ¿Dónde quieres estar mañana? ¿Qué quieres hacer…?

¡Cuando pones tu pasión y tu cartera en el mismo lugar habrá buenos resultados!

- No trabajar más de 60 horas a la semana.

Tu jefe y tus clientes no lo van a agradecer. Cantidad de trabajo no es igual a resultado. Confundimos trabajar con producir. Exígete lo mejor y trabaja bien con eficacia en el momento que debes hacerlo.

- Poner de último a tu familia o amigos.

Trata de nivelar tu vida. Las personas exitosas son las que saben encontrar un equilibrio entre la vida personal y la vida laboral. Cuida tus prioridades como tu salud, tu familia y tus valores. Los amigos y familia aportan valor a todos los profesionistas.

- No trates de controlar todo. No pasa nada si delegas.

El nivel de exigencia personal llega a convertirse en un sobre estrés que no aporta valor. Si eres jefe, contrata gente que sepa más que tú. Contratar a gente amateur puede salirte mucho más caro por la inversión de tiempo y esfuerzo. Reconoce las aptitudes de tu equipo de trabajo.

- No tengas miedo a equivocarte.

Todo tiene una solución. Recuerda que se aprende más del fracaso que del éxito. “O aprendes o vendes”. Los errores dan estructura, forman y aportan. Además, debes saber que la mayoría de los fracasos se capitalizan después en experiencia.

- No seas egoísta. Enfócate en el crecimiento del equipo.

En caso de no hacerlo ten por seguro que tu éxito será breve y a corto plazo. Actualmente vivimos una cultura de trabajo en equipo que poco a poco está tomando relevancia. Aprende a trabajar en conjunto, aporta y a da valor al trabajo en común.

- No le pongas precio de felicidad al éxito.

Al final del día es mejor ser feliz. No relegues tu felicidad por tener una carrera brillante. Sé feliz y vive tu recorrido. Hay una frase que dice: “No creas que vas a ser feliz cuando pase algo, lo seguro es que va a pasar algo cuando seas feliz”.

Como verás los puntos son muy simples pero si piensas bien en ellos, sabrás que encontrarás consejos que pueden llevarte al éxito.

¡Síguenos en Facebook (Aprendemas México y Becas MEX) y en Twitter (@AprendemasMex y @becasMEX)!