Ocho consejos para estudiar los exámenes finales

Repasamos las recomendaciones básicas para rendir al máximo durante el tiempo de estudio.

Muchos estudiantes le temen a los exámenes finales, pero con estas ideas ya no habrá que tenerles miedo.

Cursos de preparación de exámenes

Priorizar. No todas las materias tienen la misma importancia y la misma dificultad. Es necesario dedicar más tiempo a aquellas que más se complican, así como a nuestros puntos débiles en cada una.

Planear con anticipación.Muchos estudiantes acostumbran a dedicar solo el día anterior a estudiar, pero puede resultar contraproducente. Es mejor hacer un cronograma realista, con los días y horas que se dedicarán al estudio.

Dividirse temas. Intentar abarcar todo en una sola jornada de estudio puede ser difícil de lograr. Es más efectivo dividirse los conceptos por días (ver punto anterior) y prestar más atención a aquellos que más dificultad nos causan.

Tomar pausas. Por lo general, muchos estudiantes creen que una sesión de estudio de 4 horas seguidas puede ser muy efectiva, pero tanto tiempo puede ser demasiado para el cerebro. Es ideal tomar pausas cortas de unos 15 minutos, en las que se puede leer sobre  tema, navegar en internet, escuchar música, beber algo o cualquier otra actividad que permite distraerse por un rato.

Escribir. Algunos estudiantes se limitan a leer libros, apuntes o presentaciones en Power Point y aunque puede ayudar mucho, no siempre es suficiente. Escribir, en palabras propias, las ideas clave puede ayudar a tener una mejor comprensión de los conceptos.

Hacerlo interesante y personalizarlo. Hay muchas maneras de aprender y no a todos les funcionan de la misma manera.  Mapas conceptuales, diagramas, tablas y hasta canciones: todo es válido. Lo importante es encontrar un método propio y lograr que sea divertido y fácil de hacer.

Ser saludable. Dormir o comer poco no es conveniente antes de un examen, pues el cuerpo no recibe lo que necesita para funcionar en óptimas condiciones. Por eso, para el día del examen es mucho mejor descansar lo suficiente y comer alimentos sanos y nutritivos.

Relajarse. A veces es difícil conservar la calma cuando hay un examen particularmente difícil o importante. Sin embargo, el estrés puede llegar a ser contraproducente, así que una buena forma de calmar los nervios puede ser hacer un simulacro de examen para tranquilizarse. 

No olvides que estamos en Facebook (Aprendemas y Becas COL) y en Twitter (Aprendemas Colombia). ¡Síguenos!

Cursos para preparar exámenes