Los tres errores que debes evitar al aplicar a un empleo

La oportunidad de obtener un buen empleo a veces se escapa por errores que nacen de la ansiedad, la falta de claridad o de decisión.

El principal obstáculo para aplicar a un empleo es que solo tienes una oportunidad para crear una buena impresión sobre lo que eres y lo que puedes hacer. Desde el momento en que respondes a una solicitud estás enviando mensajes sobre tu valor como trabajador y tus cualidades personales. Por eso debes ser consciente de cada paso que das.
 
Ver formación profesional
 
Hay algunos errores que los candidatos a un empleo cometen con frecuencia. Aquí te decimos cuáles son y cómo los puedes evitar.
 
1. No busques empleos para los que no estás cualificado

A veces la tentación es muy grande. Encuentras ofertas espectaculares, con condiciones laborales maravillosas y un salario definitivamente muy atractivo. Pero antes de evaluar todo lo que este nuevo empleo puede darte, fíjate bien si tú cumples los requisitos para acceder a él.
 
Debes evitar las dos posiciones extremas. No te subestimes. Si cuentas con la formación, la experiencia y los demás requisitos que exige la empresa, no temas ir por ese nuevo trabajo. No te dejes intimidar por el prestigio de las grandes firmas, ni por el listado de cualidades que demandan. Si cumples con el perfil, lucha por esa oportunidad.
 
Ver cursos de idiomas en el extranjero
 
Si, en cambio, eres consciente de que no tienes lo que la empresa exige, mejor no pierdas tu tiempo. Si la vacante tiene requerimientos muy específicos y no los cumples, es mejor que desistas. Son muy raros los casos en los que el empleador se deja seducir por las ganas del candidato, antes que por sus competencias probadas.
 
2. Adapta tu hoja de vida a las circunstancias

Quizás sea más fácil tener un formato de hoja de vida estándar para aplicar a todas las vacantes. Pero es mucho más eficaz si te detienes a leer con cuidado los requerimientos del empleo y adaptas tu hoja de vida a ellos. Lo ideal es resaltar los aspectos de tu trayectoria que mejor se ajusten a lo que está buscando una empresa.
 
Ver cursos de Marketing y Comunicación
 
Siempre es conveniente hacer una carta de presentación en la que el empleador note que comprendes lo que la empresa espera de ti. En ella puedes destacar los elementos de formación o de experiencia que son compatibles con lo que la compañía busca. Eso te dará muchos puntos.
 
3. Prueba que no eres “uno más”

Lo corriente es que los aspirantes a un trabajo indiquen simplemente que están capacitados para éste. Son muy frecuentes frases como "soy una persona cumplida y constante", o "tengo los conocimientos necesarios para realizar la labor". Si lo piensas mejor, esto es lo mínimo que un empleador espera de ti: que seas capaz de hacerlo y que cumplas.
 
No le des lo mínimo. Si quieres destacarte, debes probar que además de cumplir con el trabajo eres una persona capaz de hacerle nuevos aportes a la compañía. Que tienes el tesón para asumir retos y aportar soluciones.
 
Ver oferta de programas MBA y Postgrado
 
En lugar de decir que tienes los conocimientos necesarios para la labor, elige indicar que eres alguien que se está actualizando permanentemente, que tienes vocación para la excelencia y te gusta ser perfeccionista en lo que haces.
 
En vez de afirmar que cumples con los horarios y las tareas que te encargan, elige decir que tienes un fuerte sentido de compromiso y que estás dispuesto a hacer sacrificios cuando eso se traduce en un mejor resultado y mayores oportunidades.
 
Seguro que una empresa prefiere a alguien que esté dispuesto a ir más allá de lo que otros irían.
 
No olvides que estamos en Facebook (Aprendemas y Becas COL) y en Twitter (Aprendemas Colombia). ¡Síguenos!