Cuatro claves para elegir el tema de la tesis de grado

Este requisito académico ocupa una parte importante de la carrera. Estas son los elementos que el tesista busca en su tema de trabajo de grado.

Ver cursos sobre Doctorado

Debe ser interesante

El tema debe apasionar a quien está haciendo la tesis. Esto hará que las sesiones de trabajo sean mucho más llevaderas.

Pero además de ser interesante, debe ser novedoso y tener un tratamiento único. Por eso, se recomienda hacer una revisión de los trabajos de investigación en esa área, para así determinar qué se ha hecho al respecto.

Debe resolver un problema

Una vez elegido el tema de interés, se escoge el enfoque. La investigación debe brindar solución a una incógnita o problema, por lo que el tesista debe preguntarse cómo el conocimiento que adquirirá con su trabajo aporta a una comunidad.

No tiene que ser algo complicado. Lo innovador puede radicar en el enfoque del tema o en la metodología de investigación.

Debe ser realista

Algunos estudiantes se ven abrumados por la cantidad de trabajo en su tesis porque intentan abarcar muchos temas, así que lo mejor es ser específico y muy concreto.

El tesista también debe preguntarse si cuenta con los recursos (ya sea académicos, de tiempo o presupuesto) para realizar la tarea que se propuso. De no ser así, es mejor elegir otra cosa.

Debe complementar bien la carrera

Siempre es bueno elegir un tema de tesis  alineado con el área en la que se planea especializarse en el futuro, ya que el trabajo de investigación otorga un conocimiento adicional, que incluso puede convertirse en un punto a favor en la hoja de vida. 

Si bien es bueno tomar en cuenta las sugerencias de amigos, solo quien va a realizar la tesis sabe cuál es ese tema que le apasiona y al cual quisiera dedicarse, por lo que la decisión debe ser muy bien analizada pero, ante todo, muy propia.