Cómo adquirir autodisciplina y cumplir siempre con lo que te propones

Apuntarse al gimnasio y dejarlo a medias, marcarse varios temas para estudiar durante una semana y luego dejarlo todo para el último día…Siempre hay algo que entorpece nuestros planes. Te contamos cómo conseguir cumplir con los objetivos que te propones.

Estudiantes-grado-INE

¿Eres de aquellos que se proponen un plan de trabajo y desean cumplirlo a toda costa, pero, por una u otra razón, nunca lo logran? Quieres estudiar, pero se atraviesa alguna conversación en Facebook y todo se va al traste. O estás terminando una actividad de trabajo y recibes una llamada que te dispersa y acabas dejando todo para el otro día… Aparece la culpa y te prometes a ti mismo no volver a fallar, pero siempre aparece "algo" que entorpece tus planes.

Ver oferta de cursos profesionales

Ver todas las carreras universitarias

La autodisciplina es una de las virtudes más difíciles de alcanzar, sobre todo en el mundo moderno, que está lleno de distracciones que te bombardean permanentemente. Sin embargo, ser autodisciplinado no es una misión imposible. No necesitas una voluntad de hierro para lograrlo; quizás, simplemente basta con que utilices un método adecuado.

Ver cursos de deportes y ocio

La autodisciplina se desarrolla, nadie nace con ella. Estas técnicas pueden ayudarte a conseguirla:

Comienza con algo pequeño

Agenda una actividad para la mañana y otra para la tarde; ninguna de las dos debe exigirte más de 15 minutos. Cumple diariamente con cada una de esas tareas a la misma hora y no permitas que ningún estímulo externo interrumpa lo que estás haciendo. Sigue esa rutina durante dos meses. Este ejercicio te ayuda a enfocar tu mente hacia las prioridades y muy probablemente notarás que, en la medida en que sigues una rutina, cada vez gastas menos tiempo en realizar la actividad.

Busca tu maestría en:

Informática
Comunicación y Marketing
MBA/Dirección

Lleva un registro

Cada vez que comiences a elaborar una tarea, escribe en una libreta el nombre de la misma y la hora de inicio. Cuando la termines, escribe la fecha y la hora. Agrega algún comentario sobre el tiempo que tardaste en desarrollar tu labor. Haz esto mismo durante un mes y luego evalúa cómo es tu manejo del tiempo. Trata de identificar las razones de las tardanzas en las tareas que te hayan demandado más tiempo, sin que necesariamente fueran más complejas. Este ejercicio te ayudará a cobrar conciencia sobre la forma como distribuyes tu jornada.

Elabora un plan

Después de que hayas completado los ejercicios anteriores, puedes pasar al tercer paso. Al inicio del día elabora un plan y escríbelo. Define cuál es la actividad de mayor prioridad y comienza a trabajar en ella antes que en las demás. Trata de ser realista: no hagas una lista que contenga más actividades de las que en realidad puedes realizar. Recuerda que eres un indisciplinado en proceso de evolución y que si te exiges más de la cuenta puedes sentirte muy frustrado al no alcanzar tus metas. En principio, basta con que te comprometas a enfocarte en la tarea prioritaria y lo logres cada día.

Trucos eficaces

En todo cambio de hábitos hay pequeños trucos que nos ayudan. Prueba con estos:

– Los premios. Casi nunca fallan. Debes premiarte por cada logro obtenido. No es necesario que te compres un regalo o acabes con la tienda de helados. A veces simplemente puedes poner una estrella en el calendario, sobre ese día en el que conseguiste manejar mejor tu disciplina. No olvides recordarte que si lo lograste un día, puedes lograrlo dos.

– Invade tus hábitos viejos con los nuevos. Si la fuente de tu distracción es un programa de televisión, aprovecha los comerciales para hacer tu lista de tareas o evaluar la que ya tienes hecha. Lo mismo puedes hacer con otros estímulos que te sacan de tus deberes. De este modo “no dejarás en paz” los hábitos viejos y, con el tiempo, los nuevos hábitos cobrarán su lugar en tu vida.
 
Observa y argumenta. Reflexiona sobre la forma en que la autodisciplina te ayuda a conseguir metas. En los días en que puedas mantenerla, indica en una libreta la forma en que te permitió avanzar. Pregúntales a los demás sobre el tema y escribe una conclusión. Revisa tu libreta de notas frecuentemente.

No olvides que estamos en Facebook (Aprendemas y Becas COL) y en Twitter (Aprendemas Colombia). ¡Síguenos!