Claves para elaborar una hoja de vida

La hoja de vida es un elemento crucial para obtener un empleo. Si la elaboras de una manera inteligente, ganarás varios puntos antes de la entrevista.

Hay muchas posibles formas de diseñar una hoja de vida. De hecho, existen formatos que puedes descargar de Internet para simplemente completarlos. Sin embargo, si quieres causar una primera buena impresión, es importante que te tomes un tiempo para definir cuál es el tipo de hoja de vida que más te conviene.

Hay elementos comunes, que deben estar en toda hoja de vida. Otros, en cambio, dependen del campo profesional en el que te desenvuelvas. Sea como fuere, lo cierto es que debes esmerarte para que tu hoja de vida sea completa, sin ser demasiado extensa; y lo suficientemente clara y organizada como para que un posible empleador pueda examinarla sin problema.

Ver cursos de Redacción

El encabezado

Todas las hojas de vida deben incluir un encabezado en el que se consignen tus datos básicos sobre quién eres y dónde puedes ser localizado. Esto facilita la labor del empleador, en caso de que decida llamarte a una entrevista. En el encabezado deben ir los siguientes elementos: nombre, documento de identidad, dirección y ciudad donde resides, teléfono de preferencia,  un teléfono fijo y un número de celular, correo electrónico.

Perfil profesional: el elemento más importante

En el perfil profesional debes resumir quién eres y qué haces, en pocas palabras. Es el elemento más importante de la hoja de vida, pues de la forma como esté presentado dependerá que alguien quiera leer el resto del contenido o no pase de la primera página.

Este elemento no debe tener más de ocho líneas. Lo mejor es que se redacte en forma continua y que responda a las siguientes preguntas:

¿Cuál es tu profesión?
¿A qué área del conocimiento corresponden tus estudios?
¿Cuál es tu campo de interés o el  enfoque que le das a tu profesión?
¿Cuánta experiencia tienes en tu campo de trabajo?
¿Cuáles son tus mayores habilidades o en qué campos sobresales?
¿Cuáles son los rasgos de tu personalidad más sobresalientes, en términos de trabajo?
 
Si quieres causar una mejor impresión, también puedes responder allí mismo a la pregunta: ¿qué te hace apto para el trabajo que estás solicitando?

Formación académica

En esta parte debes indicar cuáles son tus estudios formales, señalando el nombre del título obtenido, la institución en la cual estudiaste, la ciudad y la fecha de inicio y culminación de los estudios.
Puedes crear otro aparte de “Formación complementaria” para anotar allí los cursos, seminarios, diplomados, etc., que has realizado.

Quiero mejorar mi nivel de idiomas. Ver cursos

Experiencia laboral

En esta sección debes consignar tu trayectoria laboral. Los datos que debes anotar son:

-Nombre de la empresa, dirección y teléfonos.
-Tiempo de servicio, con las fechas de vinculación y de retiro.
-Nombre del cargo.
-Síntesis muy breve sobre las funciones que se desarrollaban allí.

Es opcional la inclusión de referencias personales y laborales, pero muchas empresas valoran este tipo de información.

Lo más importante es que tu hoja de vida tenga una presentación muy pulcra, sin errores de ortografía o gramática y con una información completamente veraz y clara.

Si trabajas en algún campo creativo, lo ideal es que cree un portafolio online con tus trabajos más destacados e incorpores el link a tu hoja de vida.