9 cosas que hacen los buenos profesores

Profesores hay muchos, pero profesores excelentes, muy pocos. Estas son las cosas que deben hacer quienes quieran ser los mejores docentes.

Ver cursos para Profesores

Ver cursos de Psicología

Ser siempre diferente. El buen profesor sabe que no todos los estudiantes son iguales, por lo que no dicta la misma clase año tras año, sino que se adapta a las particularidades y exigencias de cada uno de sus grupos, y renueva constantemente sus conocimientos.

Prepararse. Alistar clases es una parte importante de ser profesor. Es un actividad que toma tiempo, pero esforzarse en elegir buenas actividades, textos y ejercicios contribuye a que los estudiantes aprendan al máximo y aprovechen todo su potencial.

Tener  buen humor. Si se hace una encuesta a los estudiantes sobre el profesor que más recuerden, tal vez muchos recordarán a los más divertidos. El humor (siempre en el marco del respeto y la ética) deja una huella duradera, disminuye el estrés y ayuda a los alumnos a tener una perspectiva distinta sobre los temas.

Inspirar. Ser buen maestro implica motivar a los alumnos a ser mejores, a aprovechar mejor su tiempo en clase y fuera de ella, y a lograr todo lo que se propongan por más difícil que parezca.

Ser humilde y flexible. Aunque aún existen profesores que actúan como si no se equivocaran, admitir los errores deja grandes enseñanzas y ayuda mantener una relación más abierta y transparente con los estudiantes.

Ser dinámico. Un buen maestro hace que los conceptos sean llamativos, sencillos y divertidos.  Por eso, al buen profesor no le da miedo hacer actividades creativas e innovadoras que ayuden a sus estudiantes a apropiarse de los temas.

Ser comprensivo. La vida no es solo el colegio o estudio y el buen profesor es consciente de eso. Por eso se pone en el lugar de sus estudiantes y entiende cuando algo en su vida personal les impide dar su máximo esfuerzo.

Es exigente.  Aunque muchos estudiantes se alegran con un profesor que pone buenas notas sin hacer mucho esfuerzo, recuerdan mucho más aquel que retó su conocimiento y les hizo ver el valor del trabajo duro.

Enseña a cuestionar y a argumentar. Más que darle al estudiante una lista de temas para que repita y memorice sin chistar, el buen profesor ofrece las herramientas para que sus alumnos tengan criterio y visión propios y sean capaces de defenderlos. 

No olvides que estamos en Facebook (Aprendemas y Becas COL) y en Twitter (Aprendemas Colombia). ¡Síguenos!