Cinco claves para combatir la fatiga mental en los estudios

Planificar bien el trabajo, tomarse tiempo para sí mismo y hacer alguna actividad física ayudan a evitar la fatiga mental.

Posted InMundo educativo

Tagged alimentación cansancio dormir ejercicio estrés fatiga mental mindfulness relajación taichí yoga

Muchos estudiantes estarán ahora preparando exámenes para septiembre y otros tantos las oposiciones. Un esfuerzo adicional que se tiene que hacer tras haber cursado todo un año académico y tras el que se puede empezar a notar la fatiga mental, que se reconoce por falta de concentración, se retiene menos información, se cometen más errores, se está más cansado y se tiene sensación de estar adormecido, entre otros posibles síntomas que aparecen cuando se hace un gran esfuerzo mental y continuado.

Todos estos síntomas y efectos de lafatiga mental pueden prevenirse y combatirse con el fin de volver a estar bien concentrado y aprovechar al máximo el tiempo para el estudio. Con sencillos consejos, se nota la diferencia. La mente pasa a estar más activa, no hay cansancio y se acabó la falta de concentración. Aquí te proponemos cinco muy efectivos:

  1. Tiempo: planificar bien todas las tareas o lecciones que se tienen que estudiar es fundamental para conseguir los objetivos marcados y rendir adecuadamente. Pero en esta planificación, hay que tener en cuenta que se deben incluir unos descansos a lo largo de la jornada para desconectar y descansar. Estas pausas deben establecerse en función de las necesidades de cada uno aunque, a modo orientativo, pueden ser de diez minutos cada 90 minutos. No obstante, siempre es mejor hacer la pausa antes de empezar a sentirse cansado. Además, también es importante marcarse unos horarios.
  1. Mi persona: a lo largo del día es fundamental tener tiempo para uno mismo. La jornada no puede estar llena de obligaciones y de trabajo mental. Es necesario disfrutar o realizar alguna actividad con la que se disfrute y desconecte, lo que se puede hacer en grupo o en solitario para estar con uno mismo. Así se conseguirá luego estar más concentrado para estudiar.

Master en Doble Máster en Cooperación Internacional, Gestión de Proyectos y Ongs Online
BECAS y FORMACIÓN SUBVENCIONADA. Matrícula sin beca: 3.500 euros, con BECA, PRECIO FINAL: 1.800 euros.

Por ejemplo, es tiempo que se puede dedicar a hacer alguna actividad relajante como yoga o taichi o meditación. A veces, simplemente, es suficiente con trasladar la mente a pensamientos positivos, lugares que nos gusten… Últimamente, está en alza el mindfulness que, aunque se aplica principalmente al ámbito laboral, también es de ayuda para los estudiantes al trabajar cuerpo y mente y conseguir un estado de bienestar en el que no hay sitio para el estrés y se logra una mayor concentración.

La actividad física es otra buena opción. Algo tan simple como caminar tiene un efecto muy beneficioso. Lo recomendable es hacer ejercicio una hora al día porque así se despeja la mente, se libera tensión, se elimina el estrés y se aumenta a su vez la concentración.

  1. Ojos: una de las partes a las que más afecta la fatiga mental es a los ojos. Por eso, es especialmente importante cuidarlos y prestarles atención específica a través de, por ejemplo, masajes en los que hay que presionar las cejas ligeramente con los dedos índice y pulgar mientras se mantienen cerrados.
Curso de Técnico en Mindfulness y en Relajación Corporal Online
Inscríbete en agosto sin matrícula inicial y tendrás una formación intensiva o una escapada de un día de regalo..
  1. Alimentación: cuidar lo que se come es otra de las claves. De nada sirve poner en práctica otros consejos si no se vigila la alimentación y se hacen cinco comidas al día. Y es que es fundamental porque el cerebro necesita energía para funcionar y responder al esfuerzo de estudiar. Por ejemplo, es bueno tomar alimentos ricos en vitamina C, que aportan energía, y comer cereales como la avena, que bloquean el cortisol, que es la hormona del estrés.

Otros alimentos recomendables son los frutos secos como las nueces o las avellanas, así como la fruta. Las pautas de alimentación deben incluir también vegetales de hojas verdes, arroz integral, tomates, pescado azul como el salmón o el atún y las carnes magras. Por supuesto, la hidratación es otra de las claves por lo que hay que beber agua, algunos zumos naturales o bien infusiones, que ayuden a controlar el estrés y la ansiedad. Y no hay que olvidarse de comer sin prisa.

  1. Descanso: dormir bien y las horas necesarias es otro de los principales consejos que hay que seguir para acabar con la fatiga mental. Lo habitual es dormir entre siete u ocho horas, aunque hay personas que pueden precisar más o menos tiempo, según su organismo. Siempre hay que tener en la habituación el ambiente adecuado para que el sueño sea reparador y que nos despertemos con vitalidad para afrontar el nuevo día.

Te puede interesar

Estas son las dos técnicas de estudio más eficaces para sacar buenas notas

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES
CENTROS DE FORMACIÓN
OTROS GRUPOS DE INTERES
SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER
Recibe en tu email cursos, noticias y promociones que te interesen
© 2001 - 2017 aprendemas.com
Cerrar Ayuda