Trucos para superar con éxito los exámenes

El mejor truco para superar con éxito cualquier examen es el estudio y la planificación. Partiendo de esta base, es cierto que existen otros factores, como la alimentación, las técnicas de estudio, los fármacos o los hábitos que podemos tener en cuenta si queremos mejorar nuestro rendimiento. Si tienes exámenes próximamente te conviene echar un vistazo a nuestras recomendaciones.

Posted InHistórico reportajes

Tagged

Estudiantes-grado-INELos exámenes constituyen la mayor fuente de estrés para el estudiante, que suele ver cómo se acerca el día de la prueba y tiene que hacer frente a una gran cantidad de materia. Las largas jornadas de estudio en vísperas de la prueba y la tensión acumulada por el miedo al fracaso pueden jugarnos una mala pasada. Por eso, los estudiantes a menudo se preguntan qué puede ayudarles a mejorar su rendimiento y aprobar el examen, a ser posible con nota.
 
Lo cierto es que no hay trucos mágicos o infalibles para aprobar un examen que no hemos estudiado. Pasarse 48 horas sin dormir, con una cafetera bien cargada al lado, o echar mano de peligrosos fármacos, como las anfetaminas, puede invertir los resultados esperados.
 
Si preguntamos a profesores o psicopedagogos nos responderán que la mejor forma de hacer frente a un examen es el estudio diario. Partiendo de esta base inapelable, que cualquier alumno será incapaz de negar, existen otros factores que nos pueden ayudar a alcanzar nuestro objetivo de superar con éxito los temidos exámenes. Repasamos algunos de ellos. [Ver cursos de Técnicas de Estudio]
 
Alimentos que nos ayudan
 
Es habitual que, en épocas de exámenes, el estudiante intente ganar el máximo tiempo posible para el estudio saltándose comidas o echando mano de platos elaborados, a lo que hay que añadir una gran ingesta de snacks o chucherías, y refrescos o café para mantenerse bien despierto. Esto es justo lo contrario de lo que deberíamos hacer.
 
Si queremos que la dieta juegue a nuestro favor, hay quereducir las grasas saturadas y los azúcares refinados. Una correcta alimentación incide de manera positiva en nuestro rendimiento, memoria y concentración, pero para ello es necesario que, al menos en época de exámenes, consumamos verduras, legumbres, frutas y hortalizas, sin olvidar abundantes cantidades de cereales y derivados, como pasta, arroz o pan, y mejor si son integrales.
 
Una dieta equilibrada es una herramienta muy eficaz para lograr un adecuado rendimiento intelectual. En ella también podemos incluir el aceite de oliva y los frutos secos, consumiendo menores cantidades de pescado, aves, huevos y lácteos, y muy poca carne.
 
Durante los días que estamos estudiando, y especialmente el día que tengamos el examen, es muy importante queno nos saltemos el desayuno, que debe incluir frutas, lácteos y cereales. Dejar de hacer esta comida supone someter al cuerpo a largas horas de ayuno, lo que puede reducir la concentración de glucosa en la sangre, disminuyendo la rapidez y exactitud de la memoria auditiva y visual a corto plazo, así como la memoria inmediata, retardada, de reconocimiento y espacial. Si no desayunamos, nuestra fluidez verbal se puede ver alterada, así como nuestro rendimiento en pruebas matemáticas.
 
¿Son malos todos los fármacos?
 
La falta de tiempo, la ansiedad ante la prueba, un extenso temario y el miedo al fracaso conforma el explosivo cóctel que lleva a muchos estudiantes a echar mano de determinados fármacos para afrontar una época de exámenes.
 
Entre estudiantes de bachillerato, universidad y opositores siempre se ha hablado, de forma más o menos encubierta, de determinados medicamentos que pueden aumentar nuestra concentración o ayudar a mantenernos despiertos. No todos son iguales ni conllevan los mismos riesgos.
 
En principio, los expertos no consideran peligrosos ciertos complejos vitamínicos capaces de subir el tono general, como el Arcalión (derivado de la vitamina B1) o el Denubil, que ayudan a contrarrestar la fatiga y no producen dependencia ni hábito. Pero lo cierto es que ninguno de ellos sería necesario si llevamos una dieta equilibrada que incluya alimentos de todos los grupos en la frecuencia recomendada, si descansamos adecuadamente y tenemos un aporte calórico suficiente como para afrontar el estrés de los exámenes.
 
Si queremos tomar estos complejos vitamínicos, aunque se venden sin receta, lo más adecuado es ir al médico, que es quien mejor puede darnos las pautas, desde la prescripción hasta su retirada. También hay que tener en cuenta que para que este fármaco tenga el efecto deseado en nuestros estudios debemos comenzar a tomarlo con cierta antelación y no la víspera del examen.
 
Otro tipo de medicamentos tienen mayores riesgos, que van desde mareos y vértigos, a daños en el sistema nervioso central, cardiovascular, metabólico, respiratorio o en el comportamiento sexual, por lo que su consumo sólo puede ser pautado por un facultativo.
 
Hoy en día se ha reducido la posibilidad de tomar los fármacos más peligrosos, como las anfetaminas, que no se venden sin receta. Muchos estudiantes, sin embargo, utilizan medicamentos usados para trastornos de déficit de atención o para trastornos de sueño o fatiga, que pueden provocar numerososefectos secundarios como interrupción del ritmo del sueño, hiperactividad, irritabilidad o alteraciones en el pulso. Muchos estudiantes, además, han sufrido la desagradable experiencia de quedarse en blanco en el examen o literalmente dormidos durante el mismo como consecuencia de la automedicación.
 
Utilizar la técnica de repaso adecuada
 
Los expertos calculan que entre un 20 y un 25% de los estudiantes tiene ansiedad causada por miedo a no superar el examen. En realidad, se trata de una “ansiedad anticipatoria”, es decir, una predisposición a pensar que no se es capaz de aprobar o que no ha estudiado todo lo que debía.
 
Para intentar evitar estos niveles de estrés los expertos recomiendan seguir determinadas técnicas que pueden contribuir a mejorar el rendimiento en épocas de exámenes. La psicóloga y pedagoga Rosa Serrate, directora del Gabinete Pedagógico Rosa Serrate y autora del libro “Ayúdale a estudiar” (editorial Laberinto), afirma que “el estudio requiere esfuerzo y conlleva disciplina y entrega, pero existen técnicas que nos permiten mantener alta nuestra motivación y lograr mejores resultados”.
 
Rosa afirma que lo primero que el estudiante debe preguntarse es en qué momento de día se siente más cómodo. Se puede estudiar por la mañana o por la noche, pero en ningún caso hay que hacerlo con sueño o habiéndose saltado comidas. La sesión de estudio tendría que empezar con unos ejercicios de autoconcentración para dejar atrás los pensamientos negativos del tipo “no puedo” o “no soy capaz”.
 
Según la psicóloga, antes de sentarse hay que planificar el tiempo de estudio y de descanso. “Es muy útil empezar por lo que resulta más fácil, continuar con lo más difícil y, por último, abordar lo que requiera un esfuerzo intermedio. A continuación, el estudiante debe seguir un método de estudio que incluya prelectura, lectura (con subrayado, resumen y esquema), memorización y autoevaluación”, señala.
 
“Estas técnicas, llevadas a cabo diariamente, permitirán al alumno enfrentarse a los exámenes sin ansiedad y con confianza. Y si no se siente preparado para llevarlas a cabo, conviene pedir ayuda a un profesional. Existen métodos muy sencillos y eficaces que, aplicados de forma personalizada, ofrecen excelentes resultados”, afirma Rosa.

Sigue en este reportaje
Trucos caseros
Chuletas memorísticas y tecnológicas
El día del examen
Trucos caseros
 
Existen trucos básicos que son tremendamente sencillos y que nos ayudarán a pasar mejor la época de exámenes. Uno de ellos es hidratarse bien, bebiendo entre un litro y medio y dos litros de agua al día. Conviene dejar a un lado las bebidas gaseosas o estimulantes, y beber más agua y zumos de naranja, lo que nos ayudará a sentirnos mejor.
 
Otro truco muy útil es estudiar con música instrumental, que pondremos muy baja. Este ambiente, si lo acompañamos de luz natural, nos ayudará a concentrarnos mejor. Eso sí, previamente, deberemos haber quitado de la mesa cualquier elemento que pueda distraernos.
 
Normalmente se recomienda realizar diez minutos de descanso por cada hora de estudio. En esta pausa no conviene ponerse a jugar con el móvil, Internet o tableta, ya que es muy probable que este corto periodo de descanso se alargue mucho más de lo que pensamos. Tener nuestros objetivos y nuestro horario de estudio puesto en la pared, justo delante de nosotros, nos ayudará a cumplir nuestras metas.
 
Hacer deporte nos ayuda a oxigenar las células del cerebro y repasar la materia justo antes de irnos a la cama nos ayudará a fijar conceptos. E incluso comer helados, según estudios efectuados por diferentes universidades, también ayuda a calmar la ansiedad.
 
Para quienes sientan mucha presión en los momentos previos al examen, los expertos recomiendan lo que ellos denominan “escritura expresiva”. Diez minutos antes de la prueba el alumno debe escribir sus preocupaciones por escrito, lo que ayuda a afrontar el examen con más calma y tener un mejor rendimiento durante el mismo, pues el estudiante ha eliminado gran parte de su presión.
 
Chuletas memorísticas y tecnológicas
 
Para memorizar, es fundamental haber comprendido previamente los conceptos. Existen varios trucos para hacer “chuletas mentales” que pueden serte de gran utilidad para recordar conceptos muy específicos. Casi todas ellas son memorísticas. La “técnica de la historieta”, por ejemplo, consiste en construir una historia a partir de los elementos que deseas recodar. La “técnica de la cadena” utiliza alguna parte de las palabras que se intentan memorizar para crear una frase u otra palabra más sencilla de recordar. Repetir las palabras en voz alta o escribirlas varias veces en un papel también es un truco que resulta bastante útil.
 
Otros estudiantes, sin embargo, prefieren utilizar las típicas chuletas como método para probar un examen.Los apuntes en minúsculos papeles dieron paso a los bolígrafos de tinta invisible y luz ultravioleta. A continuación llegó la moda del MP3, que se colocaba debajo de la manga, con el cable del auricular camuflado con el pelo y las anotaciones en el móvil.
 
Pero desde hace algunos años, los estudiantes utilizan técnicas más sofisticadas, como un pequeño pinganillo o auricular inalámbrico, de apenas un centímetro, que se coloca en la oreja y está conectado con un teléfono móvil. Para utilizar esta técnica, el estudiante necesita a un cómplice que le vaya “soplando” las preguntas.
 
Antonio Durán, propietario de “La Tienda del Espía”, señala que la demanda de estos aparatos crece muchísimo en tiempos de exámenes. Valen entre 300 y 400 euros, y los estudiantes que los compran los rentabilizan después alquilándolos a otros alumnos por una media de 50 euros. “Estos aparatos, en principio, están pensados para los escoltas, pero al ser un producto homologado se pueden vender a cualquier persona, sin necesidad de que presente identificación alguna”, afirma Durán.
 
Lo que muchos estudiantes no saben es que muchas universidades ya cuentan con un inhibidor que impide la conexión. Estos inhibidores no tienen un precio muy elevado, por lo que muchos profesores incluso los llevan consigo a título personal.
 
Cuando tengas el examen delante
 
Y llega el temido momento de tener el examen enfrente de ti. Respirar dos o tres veces profundamente antes de comenzar te ayudará a eliminar la tensión acumulada.
 
Lo primero que debes hacer es leer atentamente todas las preguntas. Empieza a responder por las que mejor te sepas y las que puntúen más alto, dejando un espacio en blanco por si recuerdas algún otro concepto que quieras añadir más adelante. A continuación, resuelve las preguntas con las que tengas más dudas.
 
Procura calcular bien el tiempo disponible, para que no te falten minutos con las últimas preguntas y te dé tiempo a realizar un último repaso, en donde puedes añadir nuevos conceptos con los que ampliar o mejorar una respuesta, pero tratando de contestar única y exclusivamente a lo que te preguntan. No olvides corregir las faltas gramaticales y los errores de estilo. [Ver cursos de Ortografía y Gramática]
 
 

¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!
 

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES
CENTROS DE FORMACIÓN
OTROS GRUPOS DE INTERES
SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER
Recibe en tu email cursos, noticias y promociones que te interesen
© 2001 - 2018 aprendemas.com
Cerrar Ayuda