Trabajar en un crucero: los profesionales más buscados

Los cruceros ofrecen posibilidades para muy diversos perfiles ya que se necesitan desde cocineros y personal de hostelería y restauración, a médicos, animadores, artistas, monitores y socorristas y personal de servicios como de peluquería y belleza, aparte de miembros para tripular el barco. Una oportunidad para viajar y conocer personas de otras nacionalidades mientras se trabaja y se aprenden más lenguas por el entorno internacional en el que se trabaja.

Posted In Histórico reportajes

Tagged

Estudiantes-grado-INEEn el mundo hay alrededor de 200 empresas operadoras de cruceros, que generan anualmente cientos de miles de empleos. Son puestos de trabajo muy atractivos tanto para personas con cualificación como para aquellas que no poseen una formación y experiencia determinadas. Esta opción laboral, que se desarrolla habitualmente en un entorno de trabajo internacional, permite conocer a personas de otros países y lugares así como disfrutar de los países y zonas que se recorren con el barco durante el tiempo libre y de ocio que se tenga, proporcionando una experiencia enriquecedora a nivel personal y profesional. [Ver cursos de Cruceros]
 
Además, en los cruceros, al ser frecuente que convivan pasajeros y miembros de la tripulación de diferentes nacionalidades son un buen entorno para aprender nuevas culturas e idiomas y mejorar el nivel de los que ya se conozcan. [Ver cursos de Idiomas]
 
No obstante, tampoco hay que engañarse porque las jornadas laborales suelen ser largas y normalmente es imprescindible tener disponibilidad para incorporarse al puesto en cualquier momento. Quizá unos inconvenientes que se combinan con otras ventajas como la posibilidad de viajar gratis y de conocer nuevos lugares, la retribución económica bastante más alta de la que se puede percibir por un puesto similar en tierra -llegándose a duplicar o triplicar, según el cargo y función- y el acceso a un sector económico que puede abrir las puertas para trabajar en otras compañías y optar a otros empleos en otras organizaciones en diversos lugares del mundo. Y es que este sector, por su enorme variedad de empleo, ofrece diversas posibilidades de acceso a carreras profesionales muy diversas y con perspectivas favorables.
 
De hecho, cada año se demandan numerosos perfiles profesionales que, en líneas generales, pueden clasificarse en dos áreas: hostelería y servicios de barco. Dentro de la hostelería, es habitual que se demanden camareros, ayudantes de camareros, sommeliers o personal de cocina, entre otros, mientras que en el área de servicios de barco los perfiles profesionales que se solicitan son todavía mayores, ya que comprenden desde médicos hasta fotógrafos, peluqueros, masajistas, músicos, DJ’s y dependientes. También se seleccionan otros perfiles para tripular el barco como capitanes, aunque en menor medida.
 
Y para poder acceder a estos empleos existen varias posibilidades. Por ejemplo, en las webs de las diferentes compañías y operadores de cruceros se suelen publicitar las ofertas laborales que tienen que cubrir y a las que se puede optar vía telemática o bien ofrecen la posibilidad de suscribirse a boletines laborales que se reciben por e-mail y en el que se comunican igualmente los puestos de trabajo ofertados.
 
Otra opción son los portales y empresas especializadas en este tipo de procesos de selección entre las que se encuentran Wind Rose Network o bien Cruise Ship Jobs, así como otros portales de empleo como Infojobs, que el año pasado gestionó más de un centenar de ofertas laborales para operadores y compañías del sector, y otras empresas como Manpower y Monster entre otras.
 
¿Qué piden las empresas?
 
Para los trabajos en cruceros se hacen exhaustivos procesos de selección, ya que cada puesto y cargo tiene unas funciones muy determinadas y es precisa una preparación y unos requisitos concretos, siendo habitual que se pida experiencia previa, aunque también hay puestos de menor nivel en los que no es totalmente necesaria.
 
Unos requisitos que se exigen tanto para el personal de a bordo como para el de tierra y en el que hay unos elementos de selección comunes entre los que se destaca el hecho de tener un carácter simpático y agradable para tratar bien a los clientes. Un aspecto que es fundamental para los empleos en los cruceros, al igual que la capacidad para transmitir positividad y de relación interpersonal, aparte de poder trabajar en equipo.
 
Por estos requisitos es habitual que se busque a profesionales procedentes del sector hostelero y de servicios y de titulaciones en turismo, gestión hotelera o relaciones públicas, entre otras.
 
Además, el conocimiento de idiomas suele ser una baza clave para poder acceder a estos empleos, dado que muchas de las empresas son internacionales y hay que utilizar, sobre todo, inglés para tratar a los clientes, pero también al resto de los trabajadores, ya que habitualmente las compañías contratan en diferentes países y fácilmente se puede coincidir con empleados que hablen en una lengua diferente, teniendo como nexo común el inglés. Un contexto en el que el racismo o los sentimientos xenófobos, así como el desprecio o desinterés por otras culturas, no son un buen aliado para acceder a este tipo de empleos.
 
Aparte de estas exigencias, en los procesos de selección se piden otra serie de requisitos, que pueden variar en función de las necesidades y exigencias de la propia empresa. Pero, en general, es preciso tener formación marítima básica para la obtención de la Tarjeta Profesional de la Marina Mercante, así como el Certificado de Control de Multitudes, Familiarización y Seguridad a Bordo de Buques Ro-Ro de Pasajeros, en consonancia “con las exigencias impuestas por los acuerdos STCW firmados por los miembros de la Organización Marítima Internacional en la que se incluye España”, según indica José Manuel Rosón, propietario y gerente de Wind Rose Network.
 
Según José Manuel Rosón, “se trata de programas formativos que se tramitan con total facilidad y pagando una pequeña tasa administrativa o ninguna en el caso de cursos subvencionados en las escuelas oficiales de marina mercante y casas del mar existentes en cada región”.
 
Los acuerdos STCW firmados por los miembros OMI hasta la fecha, incluido el de Manila en 2010, afectan tanto a los profesionales nacionales e internacionales, si bien en el caso de los empleados que van a trabajar en cruceros internacionales se piden otros requisitos adicionales.
 
Por supuesto, el nivel de inglés es fundamental para acceder a este sector “incluso para puestos básicos tanto en cruceros con proyección internacional como en embarcaciones en trayectos locales, debido al carácter cada vez más internacional de la clientela de los mismos con independencia del trayecto o destino del buque”, añade el gerente de Wind Rose Network.
 
Entre otros requisitos que se piden se halla “la mayor movilidad geográfica y la capacidad para responder a exigencias de desplazamiento personal por motivos laborales, que se incrementa, ya que los trabajadores realizan desplazamientos internacionales  hasta puntos de embarque sitos en otros países y continentes”, afirma José Manuel Rosón.

¿Qué profesionales se necesitan en un crucero?
Condiciones laborales
 

¿Qué profesionales se necesitan?
 
Además de los requisitos genéricos que se establecen para todos los miembros que vayan a trabajar en el barco, habitualmente se solicita la formación y titulación necesaria para cada puesto y función. Los puestos que se ofrecen para trabajar en los cruceros pueden dividirse en cuatro departamentos dentro de los que figuran el de atención, orden y limpieza; preparación de comidas, personal de servicio de comidas y bebidas y personal de cubierta.
 
Dentro del sector de atención, orden y limpieza lo que se precisa son profesionales para realizar estas funciones en los camarotes y estancias. Por ello, lo que más se demanda son limpiadores y personal de servicio de camarotes, sobrecargos y asistentes generales en los que se pide, sobre todo, un carácter agradable y experiencia en el trato con otras personas, además de haber trabajado con anterioridad en las labores similares, si bien al ser empleos de bajo nivel no siempre es necesaria la experiencia.
 
En los departamentos y actividades relacionadas con la preparación de comidas se precisan diferentes perfiles profesionales como chefs y ayudantes de cocina, así como limpiadores de cocinas y personal para conservación o almacenamiento, entre otros perfiles.
 
En este caso, lo habitual es que para los cocineros y chefs se demande tener la titulación de hostelería, además de alguna especialidad en cocina como, por ejemplo, mediterránea para los cruceros por esta zona o internacional en el caso de recorridos por diferentes países no mediterráneos o cruceros de lujo en los que se puede disponer de diferentes comedores con distintos tipos de comida. Unos requisitos que también se exigen para ayudantes de cocina, aunque en menor medida, puesto que no es necesario tener una experiencia mínima de dos años, que es la habitual que se pida para cocineros y chefs.  Para los puestos de conservación o almacenamiento igualmente es necesaria la titulación específica y tener experiencia profesional.
 
Vinculado también con el sector de la hostelería se halla el personal que va a trabajar en el servicio de comidas y bebidas. Un área en la que, sobre todo, se solicitan profesionales para atender bares, restaurantes y comedores, por lo que los perfiles más demandados son los de camareros, maîtres, barmans y asistentes y de sumiller en los que es fundamental tener la titulación adecuada, además de alguna especialización según la función que se vaya a desempeñar como la preparación de cocktails, entre otros.
 
Y en el crucero igualmente se precisa personal de cubierta, cuya labor puede centrarse en dar servicio al pasajero como es el caso de los asistentes de cubierta y personal al cargo de actividades en esta área o bien en la realización de labores de orden y mantenimiento en zonas de cubierta, funciones que realizan marineros y personal de mantenimiento especializados en embarcaciones. En los puestos de marinero de cubierta habitualmente no se solicita experiencia, pero sí habilidades técnicas y manuales.
 
También se precisan de oficiales  y de equipo para tripular el barco. El capitán, que es el rango más alto dentro del crucero, tiene que tener conocimiento de las leyes marítimas internacionales, así como de las políticas de la compañía. Habitualmente, se pide una experiencia previa de al menos cinco años en una posición subordinada, además de la acreditación de la educación marítima.
 
Asimismo forma parte del equipo de oficiales el personal del capitán, que son el segundo en comando y que se encargan de supervisar las operaciones diarias y de gestión, siendo preciso tener la acreditación de educación marítima, al igual que para ocupar el cargo de primer oficial, cuya función es la de supervisar las operaciones y el mantenimiento de los equipos de navegación o el mantenimiento de los botes salvavidas y de rescate.
 
Perfiles importantes son también el de jefe de radio, que se encarga de la comunicación por radio del buque en relación con el clima, seguridad o tráfico, así como el oficial de seguridad que tiene que velar por la seguridad en el crucero, incluyendo el manejo de equipaje sospechoso o la realización de controles regulares.
 
Los jefes de electricistas precisan conocimientos sobre sistemas eléctricos de barcos y una amplia experiencia, mientras que en los maquinistas se demanda la titulación igualmente como en todos los puestos y experiencia en el mantenimiento de los motores limpios y en buen estado. En los fontaneros se requiere tener conocimientos de mantenimiento y reparación de tuberías a bordo de un barco de crucero.
 
Pero, además de estas cuatro áreas de trabajo fundamentales, en los cruceros hay más posibilidades de trabajar puesto que también son precisos otros profesionales para dar servicios en los barcos como es el caso de peluqueros, masajistas, esteticistas para tratamientos de belleza y de spas, al igual que monitores deportivos para los gimnasios o las actividades acuáticas que se puedan hacer en las piscinas del barco y animadores para las actividades culturales. La figura del socorrista también es clave.
 
Cantantes, cómicos, artistas son necesarios para los espectáculos que, habitualmente, se celebran por la noche, así como bailarines y músicos para amenizar las veladas. Igualmente, se demanda personal para guarderías y animadores especializados en actividades para niños y profesionales para los servicios sanitarios como médicos y personal de enfermería, que deben ser capaces de llevar a cabo procedimientos de emergencia, incluidas operaciones quirúrgicas. También son necesarios dentistas.
 
Otros profesionales que también son muy demandados son los croupieres y asistentes de bingos para atender los casinos y actividades de juego que se organicen en el barco, así como guías turísticos para responder las dudas sobre los recorridos en tierra o acompañar en las excursiones. Y, por supuesto, se precisa de personal administrativo y comerciala bordo para realizar cualquier trámite que sea necesario, así como de seguridad.
 
El empleo no sólo se genera en el barco, puesto que los operadores también precisan de personal de tierra. En este caso, los puestos que se demandan son los de “azafatas para puntos de información y acompañamiento de la tripulación, personal administrativo de soporte en facturación y personal de embarque y desembarque para el traslado de equipajes”, según explica Manuel Solís, director de Manpower Trabajo Temporal y Selección, quien añade que para estos puestos, sobre todo, de azafatas y personal de soporte en facturación, el requisito principal son los idiomas. Es imprescindible un buen nivel de inglés y se valora el conocimiento de cualquier otro. También se valora la experiencia en atención al cliente”.
 
En tierra se precisan otros perfiles profesionales como el de representante de ventas para mantener las buenas relaciones con las agencias de viajes que venden la mayoría de los cruceros a los clientes, funciones para las que suele pedirse experiencia, y profesionales de marketing y de las relaciones públicaspara la promoción de la empresa. 
 
Condiciones laborales
 
Las condiciones laborales de los trabajadores de los cruceros son muy variables, ya que dependen de las compañías, puestos y proyectos concretos y de las necesidades operativas de las empresas “por razón de fechas o temporadas, con situaciones de contratación puntual para un viaje o trayecto o contratos de meses de duración que incluyen períodos de descanso intermitentes con desplazamientos del trabajador a su lugar de residencia”, según explica José Manuel Rosón, gerente y propietario de Wind Rose Network.
 
El salario a percibir también es variable en función del puesto y de la experiencia que se tenga en esa función, si bien puede establecerse una horquilla de entre 1.200 y 6.000 dólares, moneda en la que es habitual que se pague el salario, sobre todo, en operadores internacionales. Para cobrar el salario existen varias posibilidades. Una de ellas es que se haga un envío mediante correo certificado desde un puerto de destino, si bien esta posibilidad es una de las menos utilizadas y menos aconsejables por el desconocimiento que se tiene de la seguridad del sistema postal en algunos países; el envío mediante giro postal internacional a través de diversas agencias como Western Union o Money Graham; abrir una cuenta en un puerto cercano e ingresarlo a través de ella o bien consignarlo en una caja de seguridad del barco para trasladarlo en tierra.
 
La ventaja de trabajar en un crucero es que el sueldo que se percibe se puede ahorrar prácticamente de forma íntegra. En general, los trabajadores de los cruceros disfrutan de manutención gratuita a bordo y, en algunos casos, se llega a disponer de una sección en la cocina que está especialmente indicada para proveer de comidas a los miembros de la tripulación, al igual que comedores específicos, lo que es más habitual en los barcos de recreo más modernos. No obstante, dentro del barco también pueden existir locales de comida y cafeterías específicas para la tripulación. De esta manera, todos los gastos de mantenimiento y manutención, salvo que sean consumos particulares del trabajador, suelen quedar cubiertos de forma gratuita.
 
Además, los trabajadores del crucero y miembros de la tripulación disponen de camarotes específicos que, habitualmente, suelen ser compartidos por varios de sus miembros, salvo en aquellos casos en los que se trate de un miembro de la oficialidad o bien de un integrante de personal administrativo de cierto nivel. En los barcos que son más grandes igualmente puede encontrarse una división entre las zonas destinadas a determinados segmentos laborales de a bordo, llegando incluso a establecerse separaciones por nacionalidades. Los aseos también son compartidos, aunque hay barcos en los que para los puestos de importancia se cuenta con camarotes con baño individualizado.
 
En los camarotes, todos los miembros de la tripulación disponen de la ropa de cama y de los utensilios de baño, si bien son los propios trabajadores los que se tienen que encargar de su cuidado, limpieza y orden, que suele ser supervisada por las autoridades del barco.
 
Mientras se trabaja en un crucero, sí hay una serie de gastos que los miembros de la tripulación tienen que cubrir. Se trata de las comunicaciones con tierra, aunque realmente suelen suponer un bajo coste, si bien es más caro que los sistemas de comunicaciones disponibles en cualquier ciudad. Normalmente, en el barco se cuenta con servicios de telefonía, faxes e Internet y correo postal.
 
Los miembros de la tripulación, al igual que otros trabajadores, también disponen de tiempo libre, que se puede aprovechar para disfrutar de algunos servicios del barco, si bien en los que se ofrecen al público suele haber restricciones. Es habitual que si el barco se halla en puerto, los trabajadores puedan bajar a disfrutar del entorno.
 
Al igual que otros empleados, los miembros de la tripulación tienen que asistir a adiestramientos y entrenamientos de salvamento y de seguridad a bordo, programas de prevención de riesgos y de entrenamiento de seguridad que se realizan de forma periódica.
 
Y, por supuesto, está totalmente prohibido el uso de drogas y de estupefacientes a bordo. Las autoridades del barco pueden realizar exámenes y test en cualquier momento. En el caso de dar positivo en ellas, se finaliza el contrato por despido y la persona es expulsada del barco en el primer puerto de destino.
 
 

¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!
 
 

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES
CENTROS DE FORMACIÓN

OTROS GRUPOS DE INTERES

Cursosdeverano.info
Mastermas.com
USUARIOS
SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER
Recibe en tu email cursos, noticias y promociones que te interesen
© 2001 - 2015 aprendemas.com
política de cookies
Utilizamos cookies para mejorar nuestros sevicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información
CERRAR
Cerrar Ayuda