Estudiar árabe: descubre cómo y dónde hacerlo

En los últimos años ha crecido espectacularmente el número de personas interesadas en aprender la lengua árabe, un idioma que se habla en más de 20 países y es utilizado por 250 millones de personas, y que se ha convertido en el sexto más estudiado en nuestro país. Según los expertos, la lengua árabe no encierra más dificultad de aprendizaje que otros idiomas con diferente caligrafía.

Posted In Histórico reportajes

Tagged

Estudiantes-grado-INEEl idioma árabe es una de las lenguas más habladas del mundo. Es oficial en más de una veintena de países y se calcula que es utilizado por más de 250 millones de personas. Para otros tantos millones más es, además, su segunda lengua, la que utilizan en sus rezos o profesionalmente.
 
En nuestro país, cada año aumenta el número de personas que decide comenzar a estudiar el idioma árabe, lo que ha motivado que se hayan incrementado rápidamente las instituciones, centros y universidades que ofertan su aprendizaje, convirtiéndole en el sexto idioma más estudiado en nuestro país, por detrás del inglés, francés, alemán, italiano y portugués.
 
Los motivos que se esconden detrás del inusitado interés por aprender esta lengua son, principalmente, profesionales. Los países árabes cada vez adquieren puestos más destacados en el mercado internacional, lo que provoca que grandes compañías estén demandando personal con conocimientos de este idioma.
 
Por otro lado, la llegada de inmigrantes procedentes de países árabes se ha multiplicado en los últimos años, lo que ha provocado que personal de centros asistenciales, sociales y sanitarios, así como docentes de colegios e institutos, se vean obligados a comunicarse con ellos en su idioma materno, ya que en la mayoría de los casos desconocen el castellano.
 
¿Qué tipo de árabe estudiar?
 
Cuando una persona decide estudiar árabe se encuentra con la duda sobre qué tipo estudiar. El árabe estándar moderno es el que se enseña en las escuelas locales y el que se utiliza en la Administración, los medios de comunicación y la literatura, mientras que el árabe coloquial es el hablado en la vida cotidiana. Muchas personas árabes, sobre todo aquellas que carecen de estudios, no conocen el árabe estándar moderno, sino tan sólo el dialecto de su localidad.
 
Habitualmente, en España se estudia el árabe estándar moderno, que sirve como base de aprendizaje y el que se utiliza habitualmente en el mundo de los negocios. Por lo tanto, es el que solicitan las compañías entre sus trabajadores.
 
Sin embargo, los profesionales de la sanidad, la educación o los servicios sociales pueden decantarse por estudiar un dialecto, si es que trabajan con personas inmigrantes procedentes mayoritariamente de una región determinada. Los dialectos más importantes, y los que tienen una mayor demanda formativa, son el dialecto egipcio (con más de 80 millones de hablantes) y el marroquí (muy demandado porque es el que utilizan la mayoría de los inmigrantes que llegan a nuestro país).
 
La dificultad del idioma
 
El idioma árabe es catalogado, a priori, como una lengua difícil de aprender. Sin embargo, los expertos aseguran que no es más difícil que cualquier otro idioma que tenga un sistema fonético alejado de los caracteres latinos.
 
El óptimo aprendizaje del árabe, como ocurre con cualquier otro idioma, depende del interés y dedicación del alumno. En los centros donde se enseña esta lengua se suele distinguir entre tres niveles de aprendizaje: árabe básico, intermedio y avanzado. En el primer año de estudio, un alumno que dedique una media de tres horas semanales y ponga interés, puede comenzar a leer y escribir el idioma.
 
La peculiaridad de esta lengua, y uno de los principales elementos diferenciadores con respecto a la nuestra, es su caligrafía, que por otra parte es uno retos más motivadores para los alumnos. Además, este idioma se escribe de derecha a izquierda, lo que provoca que los libros se lean lo que para nosotros es “de detrás hacia adelante”.
 
¿Dónde puedo estudiarlo?
 
Cada vez son más las Escuelas Oficiales de Idiomas que ofrecen la posibilidad de estudiar árabe en sus aulas. Prácticamente en todas las grandes ciudades se puede estudiar árabe en una Escuela de Idiomas, cuyos niveles varían desde el básico al avanzado. Los estudios tienen una duración de seis años y el único requisito para ingresar en uno de estos centros es tener 16 años de edad al comienzo de los estudios. La mayor ventaja de estudiar en una Escuela Oficial de Idiomas es el ajustado precio del curso.
 
Los institutos de idiomas o centros de lenguas extranjeras dependientes de universidades están abiertos tanto a los alumnos del centro universitario (a los que se les ofrece un precio más económico) como al resto de personas interesadas en el aprendizaje del árabe estándar o de un dialecto. Algunas de las universidades que ofrecen este tipo de formación son la de Almería, Alcalá de Henares, Barcelona, Cádiz, Deusto, Granada, Universidad Autónoma de Madrid, Murcia o Zaragoza. El único requisito para participar en esta formación es tener 18 años cumplidos. Los cursos suelen ser cuatrimestrales o de un año de duración, con tres horas de clase semanales.
 
Además, se puede estudiar filología árabe en diferentes universidades, como la de Sevilla, La Laguna, Complutense de Madrid, Salamanca, Autónoma de Madrid, Granada, Barcelona, Alicante y Cádiz.
 
Las academias privadas suelen ofrecer precios más elevados, pero también son las que ofrecen una formación más personalizada a los intereses del alumno, que puede decantarse por la formación presencial o a distancia, grupos reducidos, clases particulares en el aula o en el domicilio del alumno, o incluso cursos en el extranjero. La oferta mayoritaria se concentra en el árabe estándar, el dialectal marroquí o el egipcio, y los cursos pueden ser trimestrales, semestrales, anuales o intensivos. Los hay incluso específicos para niños a partir de tres años.
 
La última posibilidad pasa por apuntarse a uno de los cursos que ofrecen las diferentes Administraciones, que suelen ir dirigidos fundamentalmente a funcionarios que tienen contacto con el colectivo inmigrante que habla árabe. Estos cursos son ofrecidos, mayoritariamente, en las localidades con mayor tradición de presencia inmigrante.

Seguir leyendo en este reportaje
Oferta formativa privada para estudiar árabe
Estudios en el extranjero
¿Qué salidas laborales tendré?

 

Oferta formativa privada para estudiar árabe
 
La Escuela de Formación Industrial ofrece un curso de árabe a distancia, de 35 horas, donde se transmiten los conceptos básicos por un precio de 80 euros. Otras instituciones son la Academia Campos (a distancia), Radio Ecca Fundación A Coruña (online), Grupo Ascant (a distancia), Centro Educativo Plaza Norte (a distancia), Centro de Estudios Administrativos e Informáticos CPA (en Sevilla), el Centro de Formación Enseñalia (en Zaragoza), Actual Plus, el Centro Formativo Hispania (a distancia), la Asociación Paz Ahora (curso lengua y cultura), Adalid Extremadura (online) y la Academia Campos (a distancia).
 
Otras academias dedicadas prácticamente en exclusiva a la enseñanza del árabe en Madrid son el Centro de Lengua Árabe Avicena y la Academia Iqra. En Barcelona destacan el Instituto de Estudios Culturales y Lingüísticos AlQantara y la Escuela Profesional de Árabe Arabiyya. Y en Bilbao, el Centro de Estudios Orientales y Mediterráneos El Faro.
 
Antes de escoger un centro, el alumno debe cerciorarse de que los profesores están cualificados, con formación especializada en la enseñanza del idioma o con una titulación universitaria en lengua o literatura. Asimismo, también deberían tener experiencia en la enseñanza de árabe a adultos.
 
Estudios en el extranjero
 
En la Casa Árabe se ofrecen cursos de octubre a junio, con 30 horas de formación al trimestre, y cursos intensivos y semi-intensivos de 16, 30 o 70 horas en julio, tanto de árabe moderno estándar como el dialecto marroquí. Además, esta institución ofrece cursos en Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Jordania, Kuwait, Líbano, Marruecos, Palestina, Siria, Sudán, Túnez y Yemen. Existe un programa de ayudas dirigido a alumnos del centro que quieran cursar estudios en Jordania o Siria, con una cuantía que el año pasado varió desde los 900 a los 1.100 euros mensuales. Los criterios de selección son la antigüedad como alumno del centro, sus calificaciones y su motivación.
 
Viajar y Estudiar ofrece un curso de árabe en El Cairo, bajo el convencimiento de que no existe mejor manera de aprender una lengua que convivir con gente que la utiliza habitualmente. Los cursos comienzan cada mes y disponen de 9 niveles, de principiante a avanzado, tanto de árabe coloquial hablado como moderno escrito.
 
ESL Arabic Language School también tiene cursos de árabe en El Cairo. La escuela, situada en una zona residencial, ofrece clases de árabe moderno y clásico. El alojamiento puede ser en apartamentos compartidos o en hoteles sugeridos por la propia escuela.
 
Uno de los países tradicionalmente más solicitado para recibir un curso intensivo de árabe es Yemen, por la calidad de sus escuelas, si bien en los últimos meses su demanda ha bajado por el temor al terrorismo. Marruecos también cuenta con una creciente demanda, principalmente por su cercanía a España y su carácter más occidental.
 
¿Qué salidas laborales tendré?
 
Con el creciente peso económico que están adquiriendo los países árabes, cada vez hay más empresas internacionales que necesitan personal con nociones de esta lengua, por lo que las perspectivas laborales que se presentan a los profesionales con conocimientos de árabe son inmejorables. Quienes han estudiado Filología Árabe pueden dedicarse, además, a la docencia y a determinados puestos de la Administración Pública que requieren un contacto continuo con el colectivo que tiene el árabe como idioma materno.
 
Otros puestos a ocupar para personas con conocimientos de la lengua árabe son los de mediador socio-cultural, especialista en integración de inmigrantes, documentalista, traductor, intérprete y diplomático.
 
Antonio y su constante aprendizaje
 
Antonio V.O. prefiere que su nombre aparezca con siglas por la confidencialidad que le exige su trabajo, centrado en el área de las Relaciones Internacionales. Su acercamiento al árabe se debió, en primer lugar, a la curiosidad que le provocaba esta lengua, aunque más adelante necesitó dominarla por exigencias profesionales.
 
Cuando se le pregunta si es complicado aprender árabe, señala que “es un idioma muy difícil de llegar a dominar por completo, ya que está íntimamente relacionado con una cultura muy ajena a la nuestra. Es como si tuvieras que aprender tres idiomas distintos: el escrito, el que oyes y el que hablas”.
 
Según Antonio, “leer y escribir resulta relativamente sencillo, pero hablarlo es mucho más complicado”. En su opinión, con dedicación, mucho interés y varios periodos de inmersión en países árabes “necesitaríamos un mínimo de dos o tres años para hablar y escribir con cierta fluidez”.
 
Antonio estudió el idioma en academias españolas y más tarde en el Instituto de Lenguas Vivas Burguiba de Túnez y en el Instituto de Lenguas Extranjeras de Damasco. Según señala, “cada centro posee su propia metodología, pero la fórmula más eficaz es sin duda la inmersión. Con los estudios de Filología Árabe te adentras en la gramática y escritura, pero para hablar correctamente lo mejor es pasar temporadas en un país de Oriente Medio”. Él empezó a estudiar el idioma hace 28 años y aún sigue formándose, ya que afirma que “como cualquier otra lengua, si no la practicas, la terminas olvidando”

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES
CENTROS DE FORMACIÓN

OTROS GRUPOS DE INTERES

Cursosdeverano.info
Mastermas.com
USUARIOS
SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER
Recibe en tu email cursos, noticias y promociones que te interesen
© 2001 - 2015 aprendemas.com
política de cookies
Utilizamos cookies para mejorar nuestros sevicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información
CERRAR
Cerrar Ayuda