Los cambios que llegan a la universidad

Jarea Satué Redacción Aprendemas - 11/05/2012

|
Los cambios que llegan a la universidad

El subempleo y un nuevo tejido productivo
 
Un estudio de BBVA Research de Septiembre de 2011 pone de manifiesto la polarización que ha sufrido el nivel educativo de la población española. Esto ha provocado un desajuste entre la demanda de trabajo cualificado y la oferta, lo que ha provocado que los titulados universitarios experimenten tasas de desempleo elevadas en comparación con sus homólogos europeos, una incidencia del subempleo –o sobreeducación- significativa y una caída de la prima salarial de la educación. De hecho, el análisis sobre el Desempleo juvenil en España, revela que el porcentaje de universitarios empleados en ocupaciones que requieren una titulación menor ha sido superior al 30% desde comienzos de la década de los 90, el más elevado de la UE27 y diez puntos por encima que el promedio de la UE15.
 
Y es que el joven universitario titulado espera incorporarse a un mercado laboral que se asfixia desde mediados de 2007. “De acuerdo a los datos de la EPA del primer trimestre de 2012, el paro entre población universitaria estaría en tasas entorno al 36%”, recuerda Maroto.
 
El informe Education at a Glance 2011, que elabora la OCDE comparando el sistema educativo de 54 países, lo cifraba en el 20%; eran datos de 2009. “La tasa de paro universitario no está muy lejos de la de paro juvenil, lo que significa que se está produciendo un deterioro en el mercado laboral”, explican desde la Fundación IDEAS. Pero pese a que la situación es para todos difícil, parece que para el universitario dura menos: “El tiempo que pasa un profesional especializado en el paro siempre es menos que aquel que no posee cualificación”, afirma.
 
“La universidad sigue siendo la primera opción entre los estudiantes”, según Maroto. Sin embargo, en opinión de los especialistas consultados, la Universidad no es la única que debe someterse a una revisión. ¿A qué se va a dedicar la economía española ahora que el modelo de crecimiento apoyado en la construcción está agotado? Es una de las preguntas que se hizo, ya en el 2010, un grupo de investigadores vinculados a IDEAS, sobre por dónde debe ir encaminada una nueva economía. Energías renovables, Eco-industrias, Tecnologías de la Información y la Comunicación, Biotecnología, Industria aeroespacial, Industrias culturales y Servicios sociales, en estos sectores, según el informe, es donde se van a encontrar principales fuentes de generación de empleos de calidad y de nuevos productos/servicios para la sociedad española. “Pero para el cambio es necesario un esfuerzo por parte de las Administraciones y un reajuste a las áreas productivas que tradicionalmente han sustentado la economía: el turismo, la construcción y los transportes”, matiza su portavoz.
 
Según los consultados, queda trabajo por hacer, pero no duda de la importancia de una Enseñanza Superior gratuita y de calidad. “El país no se puede permitir el lujo de no invertir en Educación”, afirma Vivancos. Esther Maroto la secunda: “Todo el capital humano que podamos tener en España y no tengamos que traer de fuera, mejor. Es necesario si queremos ser más productivos tenemos que tener capital humano. Y ¿qué capital humano necesitamos? Claramente, hay que adaptarlo al tipo de tejido productivo que queremos. La construcción no tiene margen para volver a crear todos los puestos de trabajo que ha destruido, los servicios hay que adaptarlos, hacerlos más sostenibles. No podemos depender de la hostelería y de que haga sol”.
 
 

¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn!


 

Más información:
 
Ministerio de Educación
 
CRUE
 
ANECA
 
Fundación IDEAS
 
Federación de Enseñanza de UGT