La implicación de los padres en la educación hace a los niños más felices e inteligentes

En la educación de los niños influyen muchos factores, pero uno de los más importantes es la implicación de los padres. La presencia del progenitor hace que los niños sean más felices e inteligentes, además de reducir problemas de tipo emocional como la tristeza o la ansiedad, incluso en los hogares con escasos recursos económicos. Por el contrario, los niños que se crían con la ausencia del padre, presentan menos capacidad intelectual y más problemas emocionales, siendo las niñas las más afecta

Eva Sereno - Redacción Aprendemas - 26/09/2011

|
Familia y formaci?n

La implicación de los padres en la educación de sus hijos es decisiva. No sólo para apoyarles en su aprendizaje, sino porque su presencia contribuye a que el niño sea más feliz y, sobre todo, más inteligente. Una conclusión a la que se ha llegado a través de una investigación realizada en la Universidad de Concordia, en Canadá, en la que se pone de manifiesto que la participación activa de los padres en el crecimiento y en la educación de los hijos favorece que tengan una mayor capacidad intelectual y un mejor comportamiento. [Ver cursos de Psicología]
 
Según Erin Pougnet, una de las autoras del estudio ‘Fathers’ Influence on Children’s Cognitive and Behavioural Functioning: A Longitudinal Study of Canadian Families’ y profesora de Psicología de la Universidad de Concordia, la contribución del padre se deja sentir en el desarrollo del niño, sobre todo, en su nivel de inteligencia y en su comportamiento.
 
El estudio, cuyos resultados han sido publicados por la American Psychological Association, refleja que los niños que se han criado con la ausencia de sus padres presentan más problemas de comportamiento que los que han crecido en el seno de familias en las que tanto el padre como la madre se han comprometido con la educación de sus hijos.
 
Las diferencias no sólo se aprecian en el comportamiento, sino también en la capacidad intelectual, mostrando un mayor nivel de inteligencia los niños que han contado con la implicación de los padres. Una mayor capacidad intelectual que, además, no parece estar relacionada con el poder económico de los progenitores, ya que los niños con familias con pocos recursos e, incluso, que estaban en riesgo de exclusión social, pero cuyos padres se han implicado en su educación, tienen una mayor capacidad intelectual.
 
La falta de implicación de los padres en la educación no afecta por igual a niños y a niñas, siendo estas últimas las que se ven más afectadas por la ausencia de los padres. Una ausencia paternal que no merma sólo su capacidad intelectual, sino que puede ser también el origen de otros problemas, sobre todo, de tipo emocional, que están menos presentes en las niñas cuyos padres no están ausentes.
 
No obstante, cabe matizar que no existe una relación directa con el hecho de que el niño viva o no con sus padres. Según el estudio, con independencia de la residencia, si los padres fijan los límites adecuados y la estructura del comportamiento de sus hijos, se influirá en la solución de sus problemas de forma positiva, así como en la disminución de problemas emocionales como la tristeza, ansiedad o el aislamiento social.
 
La investigación realizada matiza igualmente que la presencia o ausencia paternal no es el único factor que puede influir en el niño, dado que las madres y otros cuidadores también son importantes,aparte de señalar quehay otras formas alternativas de criar a un niño, aunque se incide en que la presencia del padre es conveniente.
 
El estudio ha sido realizado entre 138 niños y sus padres en zonas limítrofes a Montreal como Québec, en la que la maternidad en solitario es habitual y el 22% de los hogares carece de presencia de los padres frente al 13% a nivel nacional. Un modelo que se relaciona con desventajas socioeconómicas y que se considera que puede tener una influencia negativa en la conducta de la juventud.
 
Todos ellos fueron evaluados en tres sesiones separadas por los investigadores en las que los niños completaron un test de inteligencia y las madres cumplimentaron cuestionarios sobre el ambiente en el hogar y los conflictos de pareja.
 
 

¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn!
 
 
 

Más información:
 
Universidad de Concordia de Canadá

Noticias relacionadas en aprendemas.com:
 
Cómo lograr que tu hijo sea un estudiante diez
 
El papel de los padres, clave en el rendimiento académico de los hijos
 
Escuelas de Padres: A educar también se aprende
 
Los padres demandan psicólogos educativos en los colegios públicos
 
Los estudiantes de colegios privados son más audaces al resolver sus problemas
 
Los niños también se preocupan por el empleo de sus padres y son críticos con la política