Los empleados de empresas respetuosas con el medio ambiente son más productivos

Adoptar en la empresa normas internacionales y certificaciones medioambientales tiene un efecto positivo en la compañía frente a la creencia popular de que dañan el rendimiento económico. Un estudio de la UCLA así lo asegura. Y es que las empresas que implantan de forma voluntaria este tipo de normativas aumentan la productividad de sus trabajadores en un 16%, aparte de darles más formación y tener un mejor ambiente de trabajo. Además, las empresas “verdes” son más atractivas para los empleados.

Eva Sereno - Redacción Aprendemas - 17/09/2012

|
Seg?n un estudio de UCLA

Aunque se tiende a pensar que el respeto al medio ambiente afecta de forma negativa al rendimiento económico, ahora se ha descubierto que realmente no es así. Según el  estudio ‘Las normas ambientales y la productividad laboral: La comprensión de los mecanismos que sostienen la sostenibilidad’ realizado por la UCLA, los trabajadores de las compañías que son respetuosas con el entorno natural y que deciden de forma voluntaria adoptar este tipo de medidas en la empresa -como por ejemplo las etiquetas ecológicas como el comercio justo u orgánico o normas internacionales o de la Organización Internacional de Normalización ISO 140001-, registran un mayor rendimiento en sus empleados, que son un 16% más productivos que la media de trabajadores porque son más apreciados en su lugar de trabajo. [Ver cursos de Ecología]
 
Este estudio -que ha sido realizado por la profesora Magali Delmas, economista ambiental en el Instituto de Medio Ambiente y Sostenibilidad y en la Escuela de Administración Anderson de UCLA, y Sanja Pekovic, de la Universidad París-Dauphine-, es el primero que ha estudiado cómo el compromiso ambiental de una empresa afecta a su productividad. Y el resultado ha sido claro porque en el estudio, que ha sido recientemente publicado en el Journal of Organizational Behavior, se constata que la adopción de prácticas ecológicas no sólo es bueno para el medio ambiente, sino también para los empleados y el resultado final de la empresa.  
 
Y es que, de acuerdo con este estudio, los trabajadores de las compañías “verdes” están más motivados, reciben más formación y se benefician de mejores relaciones interpersonales y tienen una mejor salud laboral al no utilizarse en esas empresas productos, por ejemplo, de limpieza que sean químicos, factores que redundan todos ellos en una mayor productividad que la de los empleados en empresas que no adoptan medidas medioambientales.
 
El estudio ha sido realizado a través de una encuesta que se ha llevado a cabo a través de 5.220 empresas francesas en las que se ha hecho una selección aleatoria de dos empleados en cada una de las compañías, participando más de 10.000 personas, para calcular la productividad de cada empresa a través de un logaritmo de su valor agregado (ingresos menos gastos) dividido por el número de empleados, lo que ha indicado el valor promedio de la producción por empleado.
 
Siguiendo estas pautas, en el estudio se constató que hay una diferencia estándar que se corresponde con el 16% más sobre el promedio de productividad laboral en las empresas que adoptan normas medioambientales. Aparte, los datos también pusieron de manifiesto que los trabajadores en las compañías “verdes” habían recibido más formación y la frecuencia con la que se relacionan con los compañeros de trabajo. 
 
De esta manera, se ha evidenciado la gran diferencia entre las empresas y las compañías respetuosas con el medio ambiente, salto que es especialmente considerable en materia de productividad y por el que el equipo de investigación considera que las certificaciones medioambientales o normas medioambientales deben ser utilizadas por los gerentes y directores para aumentar la productividad y por los trabajadores para tener un mejor ambiente de trabajo, así como por los inversores como un indicador de buenas prácticas.
 
Además, este informe, que es un contrapunto frente a la creencia de que las prácticas respetuosas con el medioambiente son perjudiciales para la empresa, refleja que las prácticas verdes también hacen a la compañía más atractiva para los trabajadores.
 
Los resultados igualmente sacan a la luz otros datos como el cambio de actitudes que se ha producido, dado que al hablar con estudiantes de MBA se ha experimentado un cambio en la forma de mirar a su futuro trabajo porque no quieren trabajar sólo por dinero y tienen una mayor conciencia social. 
 
 

¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn!

 

Más información:
 
UCLA
 
Noticias relacionadas en aprendemas.com:
 
Empleos verdes, pieza clave para España
 
La economía verde podría crear hasta 60 millones de nuevos empleos en 20 años