La Eurozona podría perder otros 4,5 millones de empleos en los próximos cuatro años

Si no se cambian las políticas gubernamentales, el paro en la Eurozona podría subir de los 17,4 millones de personas desempleadas a 22 millones en los próximos cuatro años, según un informe de la OIT. A corto plazo, las consecuencias de una recesión laboral prolongada serían especialmente duras para los más jóvenes e incluso las economías más fuertes podrían verse amenazadas.

Eva del Amo - Redacción Aprendemas - 17/07/2012

|
Seg?n la OIT

El desempleo en la Eurozona podría ascender de los 17,4 millones de personas actuales a los 22 millones en los próximos cuatro años, según el informe “Crisis del empleo en la eurozona: tendencias y políticas para afrontarla”. El estudio informa de que sin un cambio de políticas gubernamentales “no sólo la Eurozona podría verse en problemas, sino que toda la economía global está bajo riesgo de contagio”, según ha indicado el director general de la OIT, Juan Somavia. [Ver cursos de Búsqueda de Empleo]
 
Según Somavia, “hay que aumentar las inversiones en la economía real si no queremos que la crisis económica empeore. También precisamos de un consenso global sobre cómo avanzar hacia una globalización basada en el crecimiento y la creación de empleo. Ésta es una responsabilidad clave de las Naciones Unidas, de las instituciones de Bretton Woods y del G20”.
 
Las consecuencias de una recesión laboral prolongada serían especialmente duras para los jóvenes desempleados, más de tres millones de personas entre 15 y 24 años. En la Eurozona, más de la tercera parte de las personas en edad de trabajar están desempleadas, y el desempleo de larga duración no deja de aumentar.
 
Por otra parte, el sur de Europa ha sufrido la mayor pérdida de empleo, pero países como Austria, Alemania, Bélgica, Luxemburgo y Malta, que son los únicos donde el empleo ha aumentado de 2008, ya ofrecen señales que indican que la recuperación del mercado laboral podría frenarse. Una situación que podría verse agravada si tenemos en cuenta que las empresas no han despedido a sus trabajadores esperando a que la situación mejore.
 
El informe indica que probablemente esté en proceso de incubación una recesión prolongada del mercado de trabajo, al tiempo que está aumentado la tensión social y la desconfianza de los ciudadanos frente a las instituciones.
 
Según el estudio, la austeridad ha dado lugar a un crecimiento económico más débil, a una contracción del crédito, a una disminución de las inversiones y una pérdida de empleos. Además, el informe señala que los recursos destinados al apoyo de los que buscan trabajo se está agotando. La financiación para los programas de promoción del empleo debería buscarse en el diálogo social para ampliar la base impositiva, según los expertos.
 
Por otro lado, el informe recomienda la reparación del sistema financiero condicionada a la reactivación del crédito para las pequeñas empresas, la promoción de las inversiones, el apoyo a los jóvenes que buscan trabajo y el abordaje de las diferencias de competitividad entre los países de la Eurozona. También habría que intentar prevenir una espiral descendente en los salarios y los derechos de los trabajadores, según el estudio. [Ver cursos de Pymes]
 
 

¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn!
 
 

 
Más información:
 
OIT
 
Noticias relacionadas en aprendemas.com:
 
Los países del G20 tienen que crear 21 millones de empleos para acabar con el paro juvenil
 
Transnational-Dual, un proyecto para realizar prácticas profesionales en Alemania
 
Trabajar en Alemania: La tentación hecha oferta
 
La Comisión Europea creará 280.000 plazas de prácticas internacionales en empresas