Especial Selectividad y Elegir Carrera 2010




¿Qué estudios elijo?:
Las carreras más demandadas y sus salidas profesionales


En estos días muchos jóvenes se enfrentan a la Selectividad y a la elección de la carrera universitaria que marcará su vida profesional. Una decisión que no siempre es fácil y en la que influyen diversos factores como la estabilidad en el empleo, el salario que se percibe y el grado de empleabilidad o inserción laboral. Por supuesto, también influye la vocación o el interés por un área concreta. Pero realmente, ¿la titulación que se elige es la más demandada en el mercado de trabajo? La demanda de estudiantes y de empresas no siempre coincide, aunque en muchos casos sí van de la mano.

Eva Sereno

En estos días muchos estudiantes tienen que decidir sobre su futuro académico al elegir la titulación universitaria que cursarán y que han elegido profesionalmente de entre un sinfín de posibilidades académicas disponibles en las diferentes universidades españolas. Una decisión que normalmente obedece a diversos parámetros entre los que figuran como más importantes las salidas profesionales y el grado de inserción laboral.

Al igual que cada año cambia el mercado laboral, cambian las posiciones en el ranking de titulaciones universitarias más demandadas. En líneas generales, puede decirse que las carreras que siguen siendo más solicitadas por los alumnos son todas aquellas relacionadas con las ingenierías, además de medicina, enfermería, las vinculadas con la economía como empresariales o ADE y derecho. No obstante, este ranking puede ser variable en función de la comunidad autónoma en la que vayan a cursarse los estudios, ya que un condicionante a la hora de elegir la titulación a estudiar son las necesidades laborales que tiene una zona territorial específica.

Por ejemplo, en el caso de la Universidad de Barcelona, las titulaciones más demandas son Medicina, Maestro de educación primaria, Psicología, Enfermería y ADE, mientras que en la Universidad de Zaragoza, la demanda sobre carreras relacionadas con las Ciencias de la Salud siguen en alza y, por el contrario, las de áreas socio jurídicas e ingenierías han registrado una leve caída de solicitudes. De esta manera, las principales demandas se producen en los estudios de Economía, ADE, Derecho, Historia, Medicina, Veterinaria, Ingeniería Industrial y Arquitectura Técnica.

En la Universidad Pablo Olavide de Sevilla, la demanda es algo diferente. En este caso, los alumnos se decantan por estudiar el Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, el Grado en Biotecnología y el Grado en Nutrición Humana y Dietética. También tienen una considerable demanda el doble grado en Humanidades y Traducción e Interpretación en inglés, el grado en Traducción e Interpretación en inglés y el doble grado en Derecho y Administración y Dirección de Empresas.

Arquitectura, Ingenierías Industriales, Ingeniería Aeronáutica, grado en Ciencias del Deporte, Grado en Ingeniería de la Edificación, Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos y la Ingeniería de Telecomunicación son las más demandadas como primera opción entre los estudiantes de la Universidad Politécnica de Madrid. Si se atiende a los nuevos grados, los más demandados son el de Ciencias del Deporte, Ingeniería de la Edificación, el grado en Ingeniería en Sonido e Imagen y el grado en Ingeniería Informática.

Una demanda que varía en la Universidad Complutense de Madrid en la que las titulaciones más solicitadas por los alumnos son Medicina, Odontología, Ingeniería Química, Enfermería, Relaciones Internacionales, Veterinaria, Fisioterapia y las Ingenierías.

Son demandas de los alumnos en las que no siempre el grado de empleabilidad es elevado. Tras consultar a varias universidades por la demanda de sus titulaciones y las salidas profesionales de cada una de ellas, se puede concluir que, por ejemplo, entre las que mayor inserción laboral tienen figuran titulaciones como Medicina, Podología, Enfermería y la Ingeniería Electrónica en las que el 100% de los alumnos encuentra un puesto de trabajo casi de forma inmediata, así como Ingeniería de los Materiales que presenta un grado de ocupación del 94%, encontrando puestos de trabajo en el sector industrial y en servicios. También destaca Geología con el 94,4% de inserción laboral.

Además de Medicina y Enfermería, dentro del área de salud, hay otras profesiones que también tienen importantes salidas profesionales. Es el caso de Ondontología, cuyo grado de empleabilidad ronda el 75%. El tiempo para encontrar un empleo se reduce normalmente a dos meses. Ahora bien, en esta profesión, hay que tener en cuenta que la mayoría de los profesionales son autónomos, en gran parte porque se tiende a abrir una consulta propia.

El maestro en educación infantil es otra de las profesiones que presenta una buena empleabilidad, ya que ocho de cada diez titulados tienen trabajo y la mayoría de ellos lo encuentra en menos de tres meses. Unos datos que son también similares para los maestros en educación primaria, que registran un grado de empleabilidad de más del 75%. En este caso, también se accede a un empleo en corto plazo. En tres meses, lo suelen hallar ocho de cada diez titulados.

Otras carreras que presentan un buen grado de inserción laboral son Ciencias del Trabajo con el 80%, cuyos titulados trabajan principalmente en el sector servicios, área de consultoría y recursos humanos y administración pública. Es destacable también la titulación de Turismo con el 80% de inserción laboral, aunque en este caso los trabajadores tienen contrataciones temporales en alojamientos turísticos, agencias de viaje y turoperadores. Un grado de inserción laboral que es similar al de Económicas y que se eleva al 82% en Administración y Dirección de Empresas (ADE).

Documentación es otro de los ámbitos que presenta una buena empleabilidad. En este caso, se inserta laboralmente el 81,8% de los titulados y el 81,8% encuentra un puesto de trabajo en menos de tres meses. El sector servicios es el que aglutina a la mayoría de estos trabajadores. Los traductores e intérpretes también tienen salida profesional -el 85,9% encuentra empleo en la empresa privada-, al igual que los periodistas que se colocan en el 80,7% de los casos y lo hacen en prensa escrita, radio y televisión.

Algo inferior es la ocupación en Farmacia con el 78,3%, Educación Social con el 75%; en Gestión y Administración Pública con el 75,4%, Sociología con el 77,2% y Psicopedagogía con el 66,4%.

Sin embargo, entre las que su grado de inserción laboral ha caído en los últimos años figura la doble titulación en Derecho y ADE, cuyo grado de ocupación apenas sobrepasa el 60%, pese a que se suele encontrar un puesto de trabajo rápidamente. De hecho, aproximadamente el 85% de los titulados que trabajan encuentran un empleo en menos de un mes. Además, una de las ventajas de esta profesión es que el trabajo suele ser estable y la mayoría tiene un contrato fijo o indefinido en una empresa privada, multinacional o la administración pública. Las principales áreas de actividad en las que encuentran trabajo son la consultoría fiscal y legal, de mercado, publicidad y actividades financieras y de seguros.

También hay titulaciones que en la actualidad tienen un escaso grado de inserción laboral, pero se espera que su demanda se produzca en el futuro. Esta situación se da en Terapia Ocupacional y las profesionales relacionadas con la Geriatría o cuidados de personas dependientes, que tienen buenas perspectivas de futuro, pese a que en la actualidad su grado de inserción laboral es de siete de cada diez titulados y la mayoría de los contratos que se realizan tienen carácter temporal. Entre otras titulaciones que también generan buenas expectativas laborales y que son bastante recientes figuran Nutrición Humana y Dietética, que tiene un escaso grado de empleabilidad, siendo éste de poco más del 35%.

También figura Historia del Arte, cuya empleabilidad es de cuatro de cada diez titulados. Aquí las salidas laborales son algo más escasas y principalmente los profesionales de este campo se dedican a la docencia o a trabajar en la administración. En este grupo también se enmarca Pedagogía con una empleabilidad inferior al 70%, ya que las posibilidades laborales prácticamente se ciernen al ámbito de la docencia, lo que contribuye a que los titulados tarden unos seis meses en encontrar un puesto de trabajo.

La oportunidades laborales tampoco proliferan en Historia y Ciencias de la Música con el 65% de ocupación y con salidas profesionales relacionadas con el ámbito de la docencia, al igual que Filología Clásica con un 65% de inserción laboral o Filosofía de similar porcentaje. Un área profesional esta última en la que cabe destacar que, a pesar de que la empleabilidad no es elevada, se puede encontrar trabajo fácilmente en menos de tres meses en el sector servicios o en la docencia.

Geología es otra de las áreas con menos empleabilidad, el 61%. Un porcentaje que se debe, en parte, a que las salidas profesionales se centran en el sector de la construcción, que se ha visto azotado por la crisis, y la Geotecnia. Las Ciencias Políticas y de la Administración presentan una ocupación de seis de cada diez titulados aunque son muchos los que consiguen empleo en menos de cuatro meses en ámbitos como el sector servicios, comunicación, consultoría y recursos humanos, ONGs y administración y finanzas.

Y, pese a la importancia de los idiomas en el sistema educativo español, los maestros en lengua extranjera sólo tienen un 50% de inserción laboral y tan sólo dos de cada diez encuentra un trabajo de forma inmediata en la docencia.

Son ratios de ocupación que normalmente se corresponden con la demanda de las empresas, ya que los profesionales más demandados son los que tienen una titulación en Medicina, Enfermería o especialidades técnicas, aunque se ha notado una caída en la solicitud de profesionales de la Ingeniería, según datos facilitados por Universa, el servicio de orientación y empleo de la Universidad de Zaragoza. Buenas perspectivas laborales presentan Derecho, ADE y Trabajo Social. Son profesiones que ocupan el 65% de la contratación.

Además, hay sectores de actividad que generan más empleo que otros. Entre ellos, según datos de la Fundación Universidad-Empresa, figuran la ingeniería, tecnología, informática de telecomunicaciones, consultoría y auditoria, servicios, energía, agua, distribución y comercio y entidades financieras.

Estas áreas se caracterizan por realizar una contratación estable, siendo el contrato indefinido el que se emplea principalmente para contratar a los titulados, ya que las personas que tienen un título universitario o son doctores son los más demandados para realizar funciones en el ámbito de la ingeniería y producción, contabilidad y finanzas e informática. Sin embargo, en menor medida se buscan estos profesionales para realizar labores de comunicación y de relaciones públicas.

De esta manera, la empleabilidad más alta se encuentra en titulaciones como las Ingenierías, con la excepción de las relacionadas con el sector de la construcción. Y, pese a que las carreras técnicas tienen un importante nivel de inserción, en el caso de Arquitectura la demanda de las empresas es escasa. Con grado de ocupación medio, figuran las titulaciones de carácter jurídico social como empresa y derecho, cuya demanda ha caído, mientras que las que mejores expectativas presentan son relaciones laborales, periodismo, publicidad, relaciones públicas y psicología. La empleabilidad más volátil se registra en las Ingenierías afines a la tecnología de la información, según un estudio de Addeco e Infoempleo.com

De cara a este año, los profesionales que más demandan las empresas son los controller, el gestor de clientes, consultor de SAP, ingenieros especialistas en energías renovables, ingenieros aeronáuticos, directores de desarrollo de negocio, farmacia o analistas M&A, que están especializados en fusiones y adquisiciones, de acuerdo con los datos facilitados por Addeco.

No obstante, aunque no se tenga este perfil profesional, cabe decir que tener una titulación siempre aumenta las posibilidades de conseguir un empleo, ya que hay empresas que buscan trabajadores versátiles y hay titulaciones que son flexibles. Además, la alternativa es la preparación de las oposiciones, aunque últimamente las ofertas de empleo público han disminuido, o la creación de la propia empresa en el caso de profesionales liberales.

Seguir leyendo… Titulaciones Bilingües: La universidad se abre al mundo