Guía de Idiomas en el Extranjero 2010

Menu. Guía de Idiomas en el Extranjero 2010

Descargar Guía de Idiomas en el Extranjero 2010 en formato PDF Estudiar idiomas en el extranjero: eficacia probada Entrevista a Marta Galea, secretaria general de ASEPROCE Los destinos más atractivos para aprender idiomas Muchas alternativas para un mismo objetivo A precio de saldo: becas para estudiar idiomas en otro país Claves para la elección de un año académico en el extranjero Cuando el empleo llega tras hacer las maletas Visados: dónde y cuándo es obligatorio En primera persona: consejos y testimonios para no perderse 
Guía de Idiomas en el Extranjero 2010

Visado: Dónde y cuándo es obligatorio


Los españoles, como ciudadanos comunitarios, tenemos el derecho de movernos libremente por Europa, tanto para estudiar como para trabajar. Fuera de Europa, la obtención del visado sea un procedimiento administrativo relativamente sencillo, aunque en ocasiones requiere tiempo y paciencia.

Eva del Amo



Desde el 1 de enero de 1992, los ciudadanos de todos los países de la UE pueden estudiar o trabajar en cualquier estado miembro libremente, sin necesidad de solicitar un visado. Para desplazarse a otro país miembro de la UE los españoles sólo debemos llevar el DNI o el pasaporte en vigor. Conviene, eso sí, informarse de los beneficios de empleo y movilidad a los que se puede acceder cuando fijas tu residencia, bien de forma temporal o permanente, en otro país del entorno europeo, ya que en muchas ocasiones se conceden determinadas ayudas económicas.

Para los desplazamientos por negocios o viajes de estudios, el Parlamento Europeo ha aprobado la utilización de nuevos visados biométricos, que incluyen patrones faciales y las diez huellas digitales en personas mayores de 12 años. El objetivo es reforzar el sistema europeo de visados, conocido como VIS, y evitar el empleo de identidades falsas. Se espera que a lo largo de este año 2010 comiencen a llegar a los consulados los primeros visados biométricos. En algunos países, como Suiza, los pasaportes biométricos ya son una realidad desde el pasado 1 de marzo.

Países como EE.UU., Australia, Sudáfrica o Canadá fijan en tres meses el tiempo que se puede permanecer en el país sin visado. Y si el objetivo del viaje es la formación, en algunos casos el interesado debe solicitar un visado de estudiante.

En cualquier caso, conviene comenzar con la tramitación del visado al menos tres meses previos del comienzo del viaje, para evitar sorpresas desagradables con retrasos de última hora. De hecho, es el primer trámite que se recomienda hacer, incluso antes de sacar el billete de avión o buscar estancia en el país de destino.


Visado para EE.UU.


España es uno de los países incluidos por EE.UU en su Programa de Exención de Visados. Para pisar suelo estadounidense, los españoles necesitan una autorización que se tiene que adquirir vía Internet al menos 72 horas antes de emprender el viaje. Este trámite sustituye al antiguo documento verde que se entregaba a todos los pasajeros para ser rellenado a bordo del avión. La autorización es un procedimiento totalmente gratuito y conviene llevarla impresa junto al pasaporte en el momento de comenzar el viaje.

Desde los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, EE.UU está realizando una amplia revisión de la concesión de visados. Las solicitudes son sometidas a un examen mucho más exhaustivo que en el pasado, lo que conlleva una tramitación más lenta de lo habitual.

Para entrar en los EE.UU. todo el mundo, incluso los menores de edad, debe llevar un pasaporte de lectura mecánica, chip integrado y foto digitalizada. Los españoles que viajan a este país por turismo o negocios durante un periodo no superior a 90 días no necesitan visado, basta con presentar un billete de ida y vuelta o hasta un tercer país no contiguo.

No es posible solicitar la entrada en el país por un periodo superior a 90 días ni prorrogar el tiempo de estancia, ni modificar el condicionante de “turismo y negocios”. Toda persona que desea una estancia permanente en EE.UU, tanto si piensa residir como si no, necesita un visado de inmigrante que permite al solicitante entrar en el país y solicitar su admisión como residente legal permanente.

Por otro lado, necesita visado todo aquel que viaje como trabajador temporal, estudiante, visitante de intercambio o trabajador. Uno de los principales inconvenientes es que se expiden pocos visados anualmente. El Servicio de Inmigración Estadounidense informa sobre qué tipo de visado se requiere para cada situación. Para solicitarlo, se debe pedir cita con la embajada con el fin de realizar una entrevista personal. El Servicio de Información es el encargado de enviar un e-mail de confirmación con el día y la hora de la cita, y también existe un servicio de citas de emergencia.

Los menores de 14 años, los mayores de 80 o los solicitantes de visados diplomáticos o de comerciantes no será necesario que realicen la entrevista. Bastará con enviar el pasaporte, los formularios de solicitud y una fotografía. Cada solicitud de visado requiere el pago de una tasa de gastos de tramitación, no reembolsable independientemente de que se conceda o no el visado, de 131 dólares, que se abona en cualquier sucursal del Banco de Santander.

Para estudiar en un centro educativo estadounidense, el primer requisito es haber sido aceptado en un programa de estudios específico de una institución reconocida. El visado F corresponde a estudios académicos y el M a estudios no académicos o vocacionales. Con estos visados no se puede aceptar trabajo fuera del campus universitario al menos durante el primer año.

Si, por el contrario, se desea trabajar, uno de los primeros trámites que hay que realizar tras pisar suelo estadounidense es solicitar el número de la Seguridad Social, necesario para todas las gestiones administrativas. Las personas que quieran trabajar de au-pairs, así como los visitantes de intercambio cuya intención sea trabajar o realizar un periodo de investigación patrocinado por instituciones educativas necesitarán el visado de visitantes de intercambio J-1. El gobierno de EE.UU. no emite visados de trabajo para trabajos casuales, sino que deben estar basados en una oferta concreta del empleador.


Visado para Canadá

Más de 150.000 estudiantes internacionales acuden anualmente a Canadá para formarse. Una vez aceptado en una institución educativa canadiense, para realizar estudios con una duración máxima de 6 meses no es necesario solicitar permiso a las autoridades de inmigración, aunque sí es recomendable hacerlo cuando se esté inscrito en un programa de estudios cuya duración sea superior a medio año, aunque no se tenga previsto prolongar la estancia más allá de seis meses. También es necesario solicitar visado si se estudia la posibilidad de trabajar en el campus universitario.

Para estudiar por un periodo superior a seis meses o hacer prácticas en Canadá se necesita obtener el correspondiente permiso, expedido por las autoridades canadienses de inmigración. Su tramitación se efectúa a través de la Embajada de Canadá en París.

Quienes tengan una oferta firme para realizar prácticas pueden obtener un permiso de trabajo temporal antes de ir a Canadá, aunque actualmente no existe convenio entre los dos países para facilitar la circulación de jóvenes para realizar prácticas en ambos países.

Los españoles que van como turistas a Canadá por un periodo máximo de seis meses no necesitan visado. Tan sólo es necesario un pasaporte válido con fecha de caducidad de por lo menos un día más que la fecha de vuelta prevista, tener fondos suficientes para costear la estancia, disponer de un billete de ida y vuelta o de una reserva para la vuelta, fondos suficientes para sufragar el coste del billete y gozar de buena salud. En cambio, si se va a trabajar, se requiere permiso de trabajo o residencia, dominar inglés o francés y la homologación del título. Los trabajos más demandados pertenecen al ámbito de la salud, las tecnologías de la información y la educación.


Visado para Australia

Para trabajar de forma temporal en Australia es necesario que la empresa australiana reclame al trabajador. No es posible trabajar en Australia sin autorización.

Por otro lado, las personas que acuden a estudiar en Australia tienen el derecho a trabajar 20 horas a la semana, siempre que estén matriculados en cursos oficiales. Otra manera de trabajar en Australia es a través del programa de emigración. Para ello, el solicitante debe tener menos de 45 años, un alto nivel de inglés (Proficiency) y una diplomatura o licenciatura.

Los visados de estudiante se otorgan por el Departamento de Inmigración y Ciudadanía australiano. Sólo se otorga este visado si el curso está registrado, es decir, si le ofrece un proveedor de educación australiano registrado por el Gobierno de Australia y autorizado para ofrecer cursos a estudiantes extranjeros.

El visado de visitante, de vacaciones o de trabajo sólo puede utilizarse para realizar cursos de menos de tres meses de duración. Si la formación se prolonga más allá de tres meses se debe solicitar un visado de estudiante. Este visado permite solicitar permiso para trabajar a tiempo parcial y tener acceso a la cobertura de salud subvencionada para estudiantes de Australia.


Visado para Nueva Zelanda

Los ciudadanos españoles no necesitan visado para entrar en Nueva Zelanda como turistas o como visitantes en viaje de negocios si la estancia es inferior a tres meses. No obstante, se requiere ser titular de un billete de vuelta o de salida de Nueva Zelanda a otro país, demostrar que se dispone de fondos suficientes durante la estancia en el país (1.500 euros/persona) a través de dinero en metálico, cheques de viaje o extracto de cuenta, y el pasaporte en vigor con una vigencia de hasta tres meses después de la fecha de abandono del país.

Para permanecer en Nueva Zelanda por más de tres meses hay que solicitar un visado antes de salir de España. El plazo de tramitación suele ser de dos a tres semanas, pero se recomienda solicitarlo con anterioridad para evitar posibles retrasos.

Además, las personas que viajen a Nueva Zelanda deben contratar su propio seguro de viaje. La tasa del visado es de 60 euros, y la embajada no acepta el pago por tarjetas de crédito, sólo en efectivo mediante un giro postal o en persona, mientras que el pago con cheque bancario puede incluir un costo extra.

En cuanto a los visados de trabajo, se podrá obtener uno si ya se tiene una oferta de trabajo concreta por parte de una empresa del país, y la correspondiente autorización del Servicio de Inmigración de Nueva Zelanda.


Visado para Sudáfrica



La Embajada de Sudáfrica es la encargada de determinar el tipo de visado que debe expedirse, basándose en el carácter de la visita que se desea realizar. No es necesario visado para turismo, negocios o tránsito, siempre que la duración del viaje sea inferior a 90 días.

Para quienes quieran sobrepasar los 90 días de estancia existe un visado de visitante (para visitas turísticas o familiares) o un visado de negocios (para quienes pretenden mantener conversaciones comerciales o asistir a reuniones de negocios).

Asimismo, existen permisos de estudios (que se expiden a un número limitado de estudiantes extranjeros de licenciatura y postgrados), permisos de trabajo (expedidos a extranjeros que hayan obtenido la autorización necesaria para trabajar temporalmente en Sudáfrica) y permisos de residencia permanente (para quienes hayan obtenido la autorización necesaria para residir permanentemente en Sudáfrica).

Los permisos de trabajo temporales se expiden por un periodo máximo de un año, tras lo cual pueden ser prorrogados si así se solicita. Los interesados deben tener entre 18 y 51 años de edad, y contar con una oferta de empleo firme, de carácter temporal. El puesto ofrecido debe ser acorde con la cualificación, experiencia y capacidad del solicitante, y el futuro empleador debe justificar por qué el puesto no puede ser desempeñado por un ciudadano o residente permanente en Sudáfrica. También se ofrecen permisos para prácticas en empresas y permisos de estudios.

Para la expedición de un visado es necesario un pasaporte con al menos una validez de un año y que disponga de dos páginas libres. Deberá presentarse el pasaporte original junto con la solicitud (modelo B1-84 rellenado en su totalidad).


Visado para China


Los ciudadanos de la UE que deseen viajar a China tienen que solicitar el visado correspondiente a la embajada de China en España para entrar en el país. Si la estancia va a ser igual o menor a tres meses, se deberá optar por el tipo L o visado de turista. Este visado permite estar hasta 30 días en el país, pero si se quiere optar a más tiempo, con un máximo de tres meses de permanencia, se debe indicar claramente en el formulario de solicitud.

Si, por el contrario, vamos a estudiar a China por un periodo superior a 6 meses, el tipo de visado que se necesita es el X. El interesado, una vez concedido este visado, tiene que acudir en los siguientes 30 días al Departamento de Seguridad Pública para solicitar un Permiso de Residencia.

Para solicitar un visado de turismo se debe cumplimentar el formulario correspondiente, y adjuntar una foto tamaño carné, pasaporte original, reserva de hotel en China y billete de avión de ida y vuelta. Por el contrario, para trabajar en este país hay que pedir un visado profesional de clase Z, para lo cual hay que presentar el formulario correspondiente debidamente cumplimentado, aviso de visado por una entidad china autorizada, una foto, pasaporte original, reserva de hotel en China y billete de avión de ida y vuelta.

Cuando se han trabajado más de 183 días, el Gobierno chino exige pagar impuestos. Sin embargo, hay un convenio con España para evitar la doble imposición, que se aplica en los impuestos sobre la renta y el patrimonio.


Otros visados

Para viajar a Rusia se necesita visado. En su solicitud hay que argumentar el motivo de entrada y presentar los documentos que justifiquen el viaje. Existen varios tipos de visados, según el motivo del mismo. Los visados turísticos se expiden para estancias de carácter turístico que tengan por objeto únicamente actividades recreativas y nunca profesionales, mientras que los visados de negocio se expedirán para estancias de carácter profesional.

Por último, existe un visado de tránsito, que sólo se expedirá para el tránsito a otro país de destino, pero no lo necesitan los extranjeros que hagan una correspondencia en el aeropuerto sin salir del área internacional o aquellos que sobrevuelen el territorio ruso sin escala.

Para todos los ciudadanos extranjeros de la zona Schengen (España incluida), es obligatoria la presentación de una póliza de seguro médico de asistencia en viaje vigente durante el plazo de la estancia. El plazo de presentación de visados es de hasta 10 días, pero puede variar según el volumen de trabajo en el Consulado en ese momento. Si se desea, puede considerarse la emisión de visados urgentes, pero conlleva una tarifa especial. Solamente se emiten en circunstancias especiales si existen motivos fundados y si el volumen de trabajo del Consulado lo permite. La posesión de un billete de avión en sí misma no se considera motivo para la tramitación urgente.

Para viajar a Japón, los españoles que lo hacen por un periodo máximo de 90 días no necesitan visado si el motivo del viaje es turístico, o se debe a una visita a familiares, reuniones de negocios, asistencia a congresos u otras actividades no remuneradas.

Los estudiantes de predoctorado y los investigadores de Universidad que quieran participar en actividades académicas con beca española deben obtener un visado de actividades culturales. Existen también visados para turismo, visita a familiares, reuniones de negocio, trabajo y participación en actividades académicas si se pretende prolongar el periodo de estancia en el país por más de 90 días. Los documentos requeridos varían según el motivo de viaje.

Normalmente, si no hay necesidad de consultar al Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón, la tramitación de visado es de 8 días, mientras que si se tiene que realizar esta consulta (por tramitación de visados de trabajo o estudio), puede tardar incluso meses. Si la estancia en Japón va a ser permanente, el permiso definitivo deberá ser emitido a su llegada a Japón por el oficial de Inmigración correspondiente.

La obtención del visado para viajar a Turquía varía según el motivo del viaje. Existe un visado de turismo y negocios, otro de trabajo, y también los hay para la realización de prácticas, visados de estudiante o de investigación. En general, un español que acude al país para realizar un viaje de turismo o negocios sólo necesitará el DNI o pasaporte en vigor con una validez mínima de tres meses contados a partir de la entrada en el país.

 

Siguiente capítulo: En primera persona: Consejos y testimonios para no perderse



 

Menu. Guía de Idiomas en el Extranjero 2010

Descargar Guía de Idiomas en el Extranjero 2010 en formato PDF Estudiar idiomas en el extranjero: eficacia probada Entrevista a Marta Galea, secretaria general de ASEPROCE Los destinos más atractivos para aprender idiomas Muchas alternativas para un mismo objetivo A precio de saldo: becas para estudiar idiomas en otro país Claves para la elección de un año académico en el extranjero Cuando el empleo llega tras hacer las maletas Visados: dónde y cuándo es obligatorio En primera persona: consejos y testimonios para no perderse 
Guía de Idiomas en el Extranjero 2010