Especial Idiomas ‘10. La asignatura pendiente a examen


 

Descárgate el Especial Nuevas Tecnologías 2009 en PDF

Últimas tecnologías para aprender idiomas en casa


Pocas excusas quedan ya para decir no al estudio de idiomas. La tecnología ha venido a revolucionar las formas de aprendizaje y ya se puede estudiar chino por Internet, francés por teléfono, alemán por televisión e inglés a través de nuestra consola. La falta de tiempo y dinero ya no son un problema.


Lourdes Gallardo


Suena el despertador. Son las 7 de la mañana. Hay que desayunar, darse una ducha, vestirse y prepararse mentalmente para una intensa jornada. Transcurre la mañana. Hora de comer. Reposo. Continúa la jornada hasta las 18 horas en el mejor de los casos. Vuelta a casa. Descanso para algunos, hacer los deberes con los niños y bañarles para otros. Hora de cenar. Y a dormir.


 Este es el día a día de muchos españoles. Entonces, ¿cuándo hay tiempo para los idiomas? Apenas hay unas horas libres al día para apuntarse a un curso de lengua extranjera y en cambio cada día más profesionales necesitan el dominio de un segundo idioma para su trabajo. Pero para todo hay solución.


La revolución de las nuevas tecnologías, la expansión de Internet y de las redes sociales, y también la consciencia que han tomado los ciudadanos sobre sus virtudes y utilidades, han provocado que hoy en día se pueda aprender un idioma desde los sitios más insólitos.


Aunque la formación presencial sigue ganando por mayoría, lo cierto es que han ganado terreno otras fórmulas de aprendizaje a distancia como el e-learning (online), el blended-learning (mitad presencial, mitad online) y una serie de nuevas metodologías didácticas.


Gracias a la progresiva implantación de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), se puede acceder a una serie de servicios que antes eran impensables y que hacen la vida más sencilla. Como por ejemplo el aprendizaje de idiomas por Internet en un entorno virtual educativo que nada tiene que envidiar en muchas ocasiones al aula física. Continuamente incorporando mejoras, se puede mantener una tutoría virtual con el profesor, practicar la pronunciación, descargar material didáctico, realizar ejercicios, presentarse a exámenes, y además de todo eso, obtener un título que acredite ese conocimiento adquirido.


Además de Internet, otros canales como el teléfono móvil, la televisión, la radio, algunos gadgets tecnológicos como los reproductores de MP3 e incluso las consolas de videojuegos ofrecen la posibilidad de profundizar en un idioma y consiguen, así, que el aprendizaje sea mucho más atractivo y flexible.  


 Mientras que hace algunos años el inglés, el francés, el alemán o el italiano eran los idiomas que ostentaban el podio de las lenguas que mayor número de interesados por aprenderlas había en la Red, ahora están cediendo parte de su liderato a otros idiomas que también ofrecen interesantes oportunidades y cuya demanda se ha disparado de un tiempo a esta parte como el portugués, el árabe, el chino o el ruso. Programas que, en ocasiones, no suponen coste alguno para quien lo estudia.




Aprender idiomas…
En Internet, En gadgets, TV, radio y teléfono


 

Descárgate el Especial Nuevas Tecnologías 2009 en PDF