Especial Nuevas Tecnologías 2010-2011
Empleo y formación para estar conectados


 

Descárgate el Especial Nuevas Tecnologías 2010-2011

Empleo en el sector TIC:
¿Qué perfiles buscan las empresas?


Pese al descenso generalizado en la creación de empleo como consecuencia de la crisis económica, el sector de las TIC sigue generando puestos de trabajo. Los profesionales de este ámbito de actividad relacionados con áreas como la informática son de los más demandados. Pero, hoy en día, para acceder a un empleo ya no es suficiente con tener la titulación adecuada. Idiomas, aptitudes personales y experiencia profesional, incluso en empresas en el extranjero, forman parte de los perfiles profesionales que demandan las compañías del sector

Eva Sereno


 El sector de las nuevas tecnologías ha estado sometido siempre a importantes cambios ante las innovaciones tecnológicas que se suceden de forma continuada. Según el informe Innovación 2.0 en las empresas del sector de las TICs: el cliente el centro de la ecuación del futuro de AETIC (Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones de España) y Accenture, las empresas del sector viven en la actualidad un momento de retos ante el declive de productos tradicionales de voz y datos fijos y el crecimiento de una nueva generación de productos y servicios que se basan en la ubicuidad, la visualización, las green IT, las redes sociales y la transformación de la cadena de valor por la globalización y los cambios regulatorios.

Pero, además, el sector tiene que hacer frente a la situación de crisis económica, que no ha sido ajena a este campo de actividad. De hecho, de acuerdo con los datos del Informe 2010 del macrosector TIC en España de la Asociación Multisectorial de Empresas de Tecnologías de la Información, Comunicación y Electrónica (ASIMELEC), el sector TIC redujo por primera vez en el año 2009 su cifra de negocio en el 7%, lo que supuso una caída en la facturación de 5.000 millones de euros. El descenso, sobre todo, se ha registrado en el área de productos de software y hardware por la ralentización de los procesos de renovación de dispositivos en el entorno corporativo, así como por el aplazamiento del desarrollo y puesta en marcha de nuevos proyectos, de acuerdo con los datos de AETIC y el Ministerio de Industria.

Pese a estos retos que tiene que afrontar, el sector sigue siendo un factor decisivo para el crecimiento económico y por el que se sigue apostando. La Comisión Europea incorporó recientemente una nueva cartera, la Agenda Digital, con la que se pretende impulsar el sector TIC como eje de la competitividad y de la recuperación económica europea. Una apuesta que también se ha llevado a cabo desde el Gobierno de España que, durante su presidencia europea en el primer semestre de este año, abogó por impulsar los objetivos políticos asociados a las TIC y que quedaron plasmados en la Declaración de Granada, que se promulgó el pasado mes de abril.

Ante esta situación, la innovación se perfila como la solución más adecuada para que el sector siga siendo puntero y pueda afrontar la crisis en mayor medida. Y para ello, se necesitan profesionales, aunque su demanda con la crisis también ha caído y la destrucción de empleo ha afectado, sobre todo, a no titulados, si bien la situación del mercado laboral es diferente por comunidades autónomas y, frente a esta caída generalizada, autonomías como Cataluña han seguido generando empleo a un ritmo del 8,8%, según el estudio El sector empresarial de las TIC en Cataluña de la Fundación Observatorio para la Sociedad de la Información de Cataluña (FOBSIC) y de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

La creación de puestos de trabajo en el sector se espera que se active este año en el que se prevé un crecimiento del empleo del 4,3%. En este sentido, cabe destacar que “el mercado laboral ha girado de un estado de ‘total ocupación’ de los mejores candidatos a una disponibilidad relativa de los mismos. La disponibilidad de candidatos es mucho mayor. El  ratio de conversión de ‘número de candidatos disponibles’ en 2009 en comparación con 2008 para cada oferta publicada se ha cuadruplicado”, matiza Fernando Ledesma, director de Expectra Madrid (grupo Randstad).

Según el estudio de Adecco Professional correspondiente al primer semestre de 2010 y basado en 8.600 ofertas de empleo cualificado, más de la mitad de los puestos de trabajo cualificados que se han creado en este período de tiempo se corresponden con el sector de la informática y la electrónica, así como con las nuevas tecnologías y las telecomunicaciones. Es decir, una de cada cuatro ofertas de empleo se correspondía con estos sectores de actividad en los que las empresas frente a la crisis están apostando por una mayor eficiencia en sus procesos para lo que precisan de estos profesionales.

En concreto, el área de las nuevas tecnologías y las telecomunicaciones supone el 11% de las ofertas de trabajo creadas en ese período, mientras que los profesionales de la informática y la electrónica han sido más demandados y las ofertas fueron el 15,6% sobre total de los puestos de trabajo ofertados. También cabe destacar el perfil de los ingenieros de networking certificados en tecnologías CISCO, que siguen al alza.

El sector informático está llamado a ser una de las áreas de actividad en la que está previsto que aumente la demanda ante la puesta en marcha de proyectos concretos relacionados con la sociedad de la información como es el caso de la administración electrónica o de la modernización de la justicia española que está desarrollando un proyecto para modernizarse y situarse a la vanguardia de la sociedad de la información.

Un proyecto para el que “la Administración Pública necesita equiparse de ingenieros y personal informático cualificado que avale los valores de una Sociedad de la Información que demanda respuestas rápidas y engloba múltiples desafíos”, según señala María Mosquera, Executive Manager de Sector Público de Michael Page.

De hecho, conforme a las previsiones realizadas desde Michael Page, se estima que en torno al 34% de los profesionales TIC en España han trabajado, trabajan o trabajarán en la Administración Pública o en proyectos que estén relacionados con ella como la digitalización de la información, multilateralidad o propagación y obtención de datos en el menor tiempo posible.

Dentro del perfil informático, los profesionales más demandados son los analistas, seguidos de los técnicos informáticos con FP y los ingenieros de cualquier especialidad. También es considerable la demanda existente para los programadores, ingenieros informáticos y de telecomunicaciones, consultores, project manager y administradores de sistemas. En menor medida se solicitan diseñadores web, integradores de sistemas, responsables de I+D+i relacionada con este campo o los auditores de informática, según datos de Adecco Professional.

No obstante, el perfil demandado suele variar en las ofertas de empleo porque “sale por ejemplo una tecnología puntera y hay un ‘boom’ de esos profesionales, que luego baja”, explica Sara Álvarez, consultora de Adecco IT, quien añade que en los dos últimos años se ha apreciado una demanda considerable de consultores SAP porque gestionan el proyecto desde su inicio hasta el final, aunque también se aprecia una demanda general de consultores con independencia de que sean JAVA, SAP o NET por su formación altamente cualificada. Un perfil que se espera que siga siendo uno de los más demandados ante la implantación de forma continuada de la herramienta SAP en empresas de todos los sectores de actividad para mejorar su eficiencia y reducir costes.

Las ofertas de empleo en el sector de las TIC se han registrado principalmente en las grandes empresas, que suponen el 70% del total de las 18.010 vacantes que se han registrado entre abril y septiembre de este año, según indica Jaume Gurt, director general de Infojobs. Además, la oferta de empleo se ha canalizado también a través de pymes con el 20% sobre el total y de empresas de recursos humanos con el 10%.

En estas ofertas, el nivel de estudios requerido ha sido el de Formación Profesional, que ha sido demandado “en el 57% del total de los puestos de trabajo disponibles, siendo el 42% de grado superior y el 15% de grado medio”, añade Gurt. El 36% de las ofertas solicita ingenieros, de los que el 29% son técnicos y el 7% son superiores.

¿Qué buscan las empresas?

Tener los conocimientos adecuados de nuevas tecnologías ya no es suficiente para poder acceder a un empleo en el sector TIC. En la actualidad, las empresas están solicitando más experiencia, idiomas como el inglés, certificaciones y que los profesionales estén actualizados porque salen nuevos lenguajes y plataformas y hay que estar actualizados”, explica Sara Álvarez, consultora de Adecco IT, quien aclara que, en general, se “valora la experiencia en un lenguaje o herramienta más que la formación, auque hay empresas que dan también prioridad a la formación y forman ellos a los profesionales”.

De la misma opinión es Jaume Gurt, director general de Infojobs, quien señala que “el nivel de experiencia requerido es bastante elevado y más de 85% de las ofertas de las empresas exigen haber trabajado como mínimo un año”. Tan sólo el 14,2% de las ofertas registradas a través de este portal en Internet no requería ninguna formación, mientras que el 29,4% precisaba al menos dos años y el 16,4% que se tuviera una experiencia, como mínimo, de tres años.

Unos requisitos que cada vez se demandan más por parte de las empresas, incluso en los perfiles que más se solicitan como el programador SAP. Ahora, en general, se demanda también polivalencia y versatilidad tanto en el aspecto técnico como en la gestión, así como capacidad de trabajar en equipo y de colaboración, negociación y persuasión, una clara orientación a resultados, vocación de servicio y visión de negocio.

Un perfil en el que hoy en día las empresas están teniendo problemas para encontrar el profesional TIC que se adapta a sus necesidades porque faltan profesionales en este campo, según los últimos datos de Observatorio Aragonés de la Sociedad de la Información en los que se refleja que está descendiendo el número de estudiantes que optan por estas carreras, descenso que ha sido menos acentuado en el caso de los ciclos formativos de FP. Esta situación se debe a que los jóvenes consideran que el esfuerzo en los estudios técnicos no se compensa posteriormente con el salario ni con el reconocimiento social.

Problemas para encontrar profesionales en este sector tiene el Grupo Iritec, cuya actividad se centra en el desarrollo e integración de software y que cuenta con más de 100 profesionales TIC en su plantilla. “En el desarrollo y aplicaciones informáticas no llega mucha gente. Necesitamos ingenieros cualificados para gestión y programadores estándares de grados medios y superiores, pero con una buena base y conocimiento. No sale mucha gente preparada así”, explica Sergio López, director de Iritec, quien también preside la asociación Tecnara, que abarca a 150 empresas del sector TIC y más 3.000 empleados en telecomunicaciones, electrónica o tecnologías TIC, en las que también se perciben las mismas carencias.

En general, los empresarios están satisfechos con la formación técnica de los empleados TIC, pero tienen menor grado de satisfacción con los conocimientos que tienen sobre el negocio y la organización. En el Grupo Iritec “se echa de menos que la universidad no se acerque más a la empresa y, aunque las nociones de base son buenas, falta el conocimiento de lo que demanda la empresa”, que cada vez valora más las aptitudes de los futuros empleados y que hayan tenido experiencia profesional anterior y que “esa experiencia esté alineada con los campos de la empresa”, añade Sergio López.

La experiencia profesional también es clave para empresas como Golive, especializada en servicios de implantación y soporte de sistemas ERP, CRM y BI de Oracle y que trabajan en mercados internacionales y en países concretos como Arabia Saudí o Emiratos Árabes. Según explica Víctor Ceniceros, gerente de Golive, “nos interesa la experiencia profesional, que hayan realizado prácticas o tenido un primer contacto con la empresa”. Pero, sobre todo, es clave “que hayan salido fuera a países como Alemania y hayan viajado porque Golive es cada vez más internacional. Es un elemento decisivo” para la empresa, que siempre forma a los trabajadores que se incorporan a su plantilla para que reciban una formación inicial.

La experiencia internacional también es muy valorada en empresas como Indra. “Como somos una empresa global, valoramos un alto nivel en otros idiomas y haber tenido alguna experiencia internacional”, explica Catalina Díaz, responsable de Selección de Indra, compañía en la que en la actualidad alrededor del 70% de los profesionales que se seleccionan son juniors.

Dentro de la trayectoria profesional, se valora también que la persona “tenga experiencia en gestión de proyectos, especialización técnica o habilidades comerciales y que quieran liderar nuestro proyecto empresarial y aportar su valor a la organización. Tienen que ser personas capaces de asumir posiciones de gestión de primer nivel, con gran capacidad de liderazgo y gestión global de proyectos”, matiza Catalina Díaz, quien añade que “buscamos a personas proactivas, con capacidad de trabajo y aprendizaje y con ganas de aportar, personas preocupadas por conseguir la excelencia en su propio trabajo y alcanzar objetivos”. Unos requisitos a los que hay que añadir tener la formación en titulaciones técnicas como ingenierías, física y matemáticas, aunque en la empresa también tienen cabida otras titulaciones como ADE, estadística, química o biología.

No obstante, no está todo perdido, y si no se tiene una experiencia profesional previa, también se valora que se haya cursado un postgrado en ese campo, las asignaturas técnicas que se hayan estudiado o las calificaciones que se han obtenido en el ámbito académico.

Carencia se percibe también a la hora de encontrar a los “consultores Premium” -aquellos con evaluaciones de competencias técnicas y no técnicas excelentes-, “que son prácticamente igual de difíciles de localizar que en años anteriores, y probablemente sigan siendo difíciles de reclutar en el futuro, debido a la disminución de proyectos de gran envergadura que faciliten el crecimiento profesional de perfiles altos”, matiza Fernando Ledesma, del Grupo Randstad.

Menor precariedad laboral


El sector de las nuevas tecnologías es de los que menos precariedad laboral tiene. En la actualidad, según datos de AETIC, el 85,4% de los trabajadores tiene contratación fija y, además, las empresas proporcionan otras ventajas sociales como revisiones médicas –que son ofrecidas por el 80% de las empresas-, seguros médicos privados (más del 60%), horario flexible (cerca del 60%), seguros de vida (50%), vehículos de empresa (42%)  y acciones de la compañía (20%), entre otras.

La jornada laboral suele ser fija-partida en el 47,4%, pudiendo tener también una jornada flexible (se sigue en el 29,8% de los casos) o fija-continua (21%).

Referente a los salarios de estos profesionales, la tendencia, al igual que en el resto de profesiones, es a la baja a raíz de la recesión económica tras años de aumentos sucesivos en las retribuciones de los empleados que eran más demandados. No obstante, “en el 2010 comienzan a repuntar de nuevo, aunque aún no han alcanzado el nivel de 2008”, añade Fernando Ledesma, director de Expectra Madrid (grupo Randstad).

La franja salarial más alta en el sector está ocupada por los puestos directivos. El de mayor salario es el director Comercial que percibe una media de 99.669 euros brutos, seguido del responsable del departamento Técnico con un sueldo de unos 85.157 euros, y del departamento de Explotación con 78.888 euros. Dentro de los directivos, el que menor sueldo percibe es el director de Fabricación, que gana unos 49.801 euros.

Dejando a un lado los puestos de dirección, el consultor SAP es uno de los mejor pagados, aunque también su salario se ha visto reducido con la crisis económica. Con unos tres años de experiencia en el sector, este profesional puede llegar a percibir un salario de unos 36.000 euros anuales, cuantía que aumenta conforme va adquiriendo más experiencia profesional, pudiendo llegar a los 65.000 euros con cinco años de experiencia. Esta cifra es ligeramente inferior a la que se pagaba antes de la crisis, período en el que un profesional con esa experiencia percibía un salario de unos 70.000 euros anuales, según datos de Adecco.

La retribución del programador JAVA es algo inferior. Con un año de experiencia, este profesional puede percibir un salario de cerca de 22.000 euros anuales, mientras que con tres o cuatro años se cobra en torno a los 27.000 euros. Esta cifra también aumenta conforme se adquiere más experiencia profesional, ya que una vez superados estos tres o cuatro años de experiencia, este empleado pasa a convertirse en analista programador, cuyo sueldo oscila en una banda de 32.000 euros.

Los profesionales de sistemas tienen un salario medio anual de unos 26.208 euros, según datos de Infojobs, mientras que los analistas ganan unos 31.078 euros; los especialistas en ERP, CRM y Business Intelligence perciben una retribución salarial de unos 33.800 euros; los de telecomunicaciones unos 25.814; los gestores de proyecto, 37.400; los expertos en hardware, redes y seguridad, 20.185; los helpdesk, 18.500 y los administradores de bases de datos, unos 28.500 euros.

Más información:


Informe Innovación 2.0 en las empresas del sector de las TICs: el cliente el centro de la ecuación del futuro, de AETIC y Accenture

Informe Informe 2010 del macrosector TIC en España, de ASIMELEC
El sector empresarial de las TIC en Cataluña, de FOBSIC y la UOC


Seguir leyendo…
Software que dará empleo en 2011

 

 


 

Descárgate el Especial Nuevas Tecnologías 2010-2011